Descubre los Picos de Europa desde un Parador

¿Sabías que el enclave natural  de Picos de Europa fue el primer Parque Nacional de España? El 30 de mayo de 1995 recibió esta categorización a la que más tarde, en 2002, se unió la de Reserva de la Biosfera por parte de la UNESCO.

Formado por los macizos Oriental, Central y Occidental se encuentra apenas a 20 kilómetros del mar. Marcado por un espectacular relive, cuenta con cimas de más de 2.000 de altitud lo que lo hace especialmente deseable como destino de viaje entre los amantes del montañismo.

Picos de Europa

El Macizo Central es el más abrupto de los tres que componen el Parque y en él se encuentran las mayores altitudes: Torrecerredo (2.646 metros), la cumbre más alta de los Picos, Naranjo de Bulnes (2.519 metros) o el Pico Tesorero (2.570 metros). El Macizo Occidental es el más extenso, y en él se entremezclan altas cumbres, como la Peña Santa de Castilla (2.596 metros), con prados, bosques de ladera, hayedos, robledales y brezales. En este macizo se sitúan los famosos Lagos de Covadonga. El Macizo Oriental, de menor extensión y altitud, contrasta la dureza de la peña con los verdes pastizales.

El Parque está atravesado por cuatro ríos encauzados en profundas gargantas: el desfiladero de la Hermida, por el río Deva; el desfiladero de los Beyos, por el río Sella; la "Garganta Divina", por donde discurre el río Cares, y los desfiladeros de La India, por donde pasa el río Duje. Existen numerosos miradores desde donde contemplar su belleza. Una buena opción es utilizar el teleférico de Fuentedé, con el que se sube hasta una altura de más de 1.800 metros sobre el nivel del mar. (vía Spain Info)

Picos de Europa Ruta del Cares

Si quieres vivir una auténtica aventura en esta zona, hazlo a través de los Paradores más cercanos a este destino natural: Cangas de Onís, Fuente Dé y Cervera de Pisuerga.

¿Eres un apasionado de los parques naturales? Descubre muchos más aquí.