Playas y cuevas únicas que son destino de viaje más allá del verano

Más allá de los meses de verano, muchas de las playas de las costas españolas son un destino que visitar (aunque el frío haga que meterse en el agua sea algo para los más atrevidos) en cualquier época del año. Algunas de estas playas son maravillas naturales únicas, como la Playa de las Catedrales, y otras son tan especiales que merecen un paseo, como la de La Concha,

Playa de la Concha, País Vasco

La Concha, en San Sebastián, País Vasco, es una de las playas más famosas de Europa. Es una espléndida playa urbana con arena dorara, un agua azul y una longitud que hace de su recorrido un paseo único a lo largo de la Bahía. El nombre de esta playa responde a su peculiar forma.

Si bien en verano se llena, el resto del año se convierte en un lugar perfecto para disfrutar de la calma, un baño más que refrescante (siempre con precaución) y si el tiempo y el agua lo permiten. Si meterse al agua se convierte en algo peligroso, esta playa es perfecta para irse de picnic y caminar a lo largo de la costa hasta dos de las vistas más interesantes: las que ofrece el Monte Igeldo y la Isla de Santa Clara.

El Parador de Hondarribia, a menos de 20 kilómetros de esta playa, es un hotel perfecto en el que alojarte durante tu escapada. Es un antiguo castillo del siglo X en un pueblecito con encanto que aún guarda todo el sabor de las villas marineras.

Quiero reservar en el Parador de Hondarribia

Hondarribia Paradores

 

Playa As Catedrais en Ribadeo, Galicia

Del País Vasco nos vamos a Galicia, a la Playa de las Catedrales. Una impresionante formación rocosa a lo largo de una playa formada a través del paso de los siglos gracias a la acción erosiva del mar sobre la roca, todo un espectáculo que atrae a tantísimos visitantes cada año que se ha tenido que establecer un cupo diario de acceso a la playa. Su belleza es tal que se ha ganado a pulso el reconocimiento de Monumento Natural. 

A un paso del Parador de Ribadeo, esta playa es perfecta para dejarse llevar en un paseo tranquilo (presta atención a la subida de la marea para salir de allí antes de la misma) en el que podrás pasar por impactantes arcos y cuevas naturales. Las vistas desde el paseo superior son espectaculares. De ahí su nombre de Playa de las Catedrales, algunos arcos superan los 30 metros alto y se asemejan a los contrafuertes de una catedral.

Reserva tu estancia en el Parador de Ribadeo y podrás acercarte cada mañana a pasear por la Playa de las Catedrales 

Quiero reservar en el Parador de Ribadeo

Playa de las Catedrales

La Cueva de Nerja, en Nerja, Andalucía 

De la fuerza de las aguas del norte, nos vamos al sur, a la Costa del Sol, donde un pueblecito con encanto como Nerja esconde unas de las cuevas más impresionantes del mundo. Con un recorrido de unos 5 kilómetros, son una maravilla natural descubierta casi por casualidad hace varias décadas. 

La visita a las Cuevas de Nerja es una experiencia en sí misma, aquí verás estalactitas, estalagmitas y otras muchas formaciones en una cueva que ofrece visitas guiadas en un entorno en el que el sonido, el silencio y la sensación de estar ante miles de años de trabajo natural, hacen que la visita sea inolvidable.

En el Parador de Nerja, un hotel ubicado sobre la playa de Burriana (con acceso directo desde una ascensor que baja desde el jardín del Parador) te ayudarán a reservar tu visita especial a las Cuevas de Nerja (no te pierdas la visita guiada especial que hace Miguel Joven, imprescindible)

Quiero reservar en el Parador de Nerja

Cueva de Nerja