“Casa da Ínsua", en Portugal, la primera franquicia de Paradores

22/09/2015
-
Paradores de Turismo de España, S.A.

“Casa da Ínsua", en Portugal, la primera franquicia de Paradores

La franquicia es una nueva línea de negocio que supondrá mayores ingresos y permitirá atraer turistas extranjeros a la red nacional. El Parador Casa da Ínsua es un edificio solariego de estilo barroco, situado a 25 kilómetros de la ciudad de Viseu, en el centro del país luso, y a 70 Kilómetros de la frontera Española.

Paradores presenta su primer establecimiento bajo su nuevo modelo de negocio de franquicias, el Parador Casa da Ínsua, localizado en la Penalva do Castelo en Portugal y que supone el salto de la cadena al mercado internacional. Durante la presentación del primer parador franquiciado, Isabel Borrego, Secretaria de Estado de Turismo, declaró que el nuevo modelo de franquicias "es un sistema a través del que Paradores puede extender su modelo tanto dentro como fuera de España, se trata, de exportar los estándares de la cadena a establecimientos que cumplan las condiciones necesarias e incorporen el valor, prestigio y calidad".

El Parador Casa da Ínsua es el primer paso en esta nueva línea de negocio de Paradores que "supone una palanca de generación de valor para la red de Paradores y para el sector turístico español", en palabras de Isabel Borrego, durante el acto de presentación del primer Parador franquiciado. Un acto moderado por Amuda Goueli, CEO de Destinia, al que también asistieron Ángeles Alarcó, Presidenta de Paradores de Turismo, así como Adolfo Mesquita, Secretario de Turismo de Portugal y Frederico Costa, Presidente de Visabeira Turismo.

"El sistema de franquicias está ampliamente extendido en el sector hotelero y turístico y para Paradores significa una apuesta decidida por establecer un modelo de autofinanciación sostenible y un modo de crecimiento tanto en España como en el exterior", explicó Ángeles Alarcó, Presidenta de Paradores de Turismo.

El nuevo Parador Casa da Ínsua, se ubica en la ciudad portuguesa de Penalva do Castelo, en un edificio solariego de estilo barroco, situado a 25 kilómetros de la ciudad de Viseu, en el centro del país luso. Esta primera franquicia es fiel a los valores de Paradores de ofrecer un producto turístico de calidad mediante la recuperación del Patrimonio Histórico con fines turísticos, el desarrollo sostenible con el medio ambiente y la promoción de la gastronomía local.

“Esta es una fantástica oportunidad para unir dos grandes instituciones: por un lado los Paradores y de otro uno de los principales grupos empresariales de Portugal, el Grupo Visabeira. De esta unión de esfuerzos nacerá un Parador histórico y una experiencia única, una vez que será el primer Parador modelo de este tipo de explotación y más para un mercado nuevo”. Desde el grupo Visabeira, su Presidente Frederico Costa, asegura que es el principio de otros nuevos retos.

Parador Esentia: Casa da Ínsua (Penalva do Castelo)

El Parador Casa da Ínsua, situado en Penalva do Castelo, cumple con todos los estándares de la marca Paradores. Histórico, con valores añadidos, tradicional y a la par perfectamente adaptado a la hostelería moderna, bien ubicado e integrado en su entorno. Es, sin duda, un compendio de la esencia y el tratamiento que Paradores dispensa a todos sus viajeros.

Casa da Ínsua está situado a 25 kilómetros de la ciudad de Viseu, en el centro del país luso y a 70 Km de la frontera Española. Se trata de un edificio solariego de estilo Barroco, con 35 habitaciones –incluyendo nueve suites. Un hotel de cinco estrellas, cuya historia se remonta al siglo XVIII, cuando fue mandado construir por Luis de Alburquerque de Mello Pereira y Cáceres.

Casa de Ínsua es un Parador experiencial, donde el viajero podrá, desde participar en la vendimia, hasta elaborar quesos de la zona y mermeladas. La oferta de actividades del Parador incluye catas de vinos, rutas para disfrutar y conocer el centro de Portugal así como las rutas gastronómicas más interesantes, la del queso de Estrella, también ofrece la  posibilidad de  disfrutar aprendiendo la labores de pastoreo.

La personalidad de hotel está presente en la casa solariega. Dentro del Núcleo Museológico se exponen objetos de caza indígena, armas blasonadas o reproducciones topográficas de Ínsua. Todo ello, con el visto bueno del Museu Nacional de Arte Antigua y Visabeira Turismo –Grupo que gestiona el Hotel Casa da Ínsua-.

Fiel al hacer de Paradores, Casa da Ínsua permite al huésped un acceso privilegiado a los elementos más representativos de los paisajes tropicales gracias a los jardines de carácter inglés y francés que completan su oferta, en los que existen más de 32 tipos de camelias.

La historia y cultura de Casa da Ínsua convive con los usos que posteriormente adquirió y que nada tienen que ver con su origen. El viajero alojado tiene acceso a una antigua herrería, donde se ha recuperado toda la maquinaria e instrumentos utilizados en tales menesteres.

Sala de lectura, juegos, una piscina exterior, gimnasio, una capilla, una bodega para catar los vinos y un espacio para disfrutar de los productos regionales elaborados con recetas seculares –queso Serra da Estrella, vino Dão Casa da Ínsua o pastel de manzana Bravo de Esmolfe-. Así se completa las más alta exigencia para la estancia simple e íntima, los encuentros festivos más multitudinarios o los encuentros de negocios.

El modelo de franquicia en Paradores

El Plan Estratégico de Paradores de Turismo contempla el crecimiento de la red vía franquicia. Esta nueva línea de negocio está dirigida a establecimientos ya operativos de cuatro o más estrellas en edificio singulares, con entorno emblemático y que, en definitiva, que aporten valor a la marca Parador.

Para ello, deben cumplir con los requisitos y valores de Paradores: Atención al cliente diferencial, certificaciones y estándares de calidad y excelencia en la gestión, rentabilidad, una oferta de restauración completa y permanente, y servicios complementarios (salas para convenciones, spa, golf, etc.).

En cuanto a las ubicaciones, Paradores tiene en cuenta que los potenciales establecimientos que se pueden incluir en este sistema no estén en la zona de influencia comercial de la red actual, analizándose tanto la distancia al parador más cercano. En el caso concreto del Parador Casa da Ínsua, es el más cercano de la red nacional es el Parador de Ciudad Rodrigo (Salamanca), que dista a 125 Kilómetros.

Además se valora que los nuevos Paradores estén alineados con la cultura y la visión estratégica de la compañía.

Por su parte, Paradores pone a disposición del franquiciado su marca, número uno en turismo cultural y de naturaleza, así como una serie de beneficios asociados a sus capacidades tanto comerciales, el Programa de Amigos de Paradores cuenta con 700.000 afiliados, como operativas, derivadas de ser una de las mayores cadenas hoteleras de España.

El franquiciado contará en todo momento con el soporte del equipo de Paradores que le atenderá y le ayudará en su día a día, tanto en cuestiones operativas como en el resto de cuestiones relativas a su franquicia.