El Parador de Alcañiz celebra el 50 aniversario de su apertura

02/03/2018
-
Paradores de Turismo de España, S.A.

El Parador de Alcañiz celebra el 50 aniversario de su apertura

El 6 de julio de 1968 se inauguró oficialmente la Hostería de Alcañiz.

50 aniversario Parador de Alcañiz

El Parador de Alcañiz ha celebrado su 50 aniversario. El acto, celebrado ayer, ha contado con la asistencia de clientes, Amigos de Paradores, proveedores, antiguos trabajadores y autoridades locales y regionales, que han querido sumarse a esta efeméride.

En sus palabras de bienvenida, la presidenta – consejera delegada de Paradores, Ángeles Alarcó, ha agradecido “a todos los empleados su trabajo y dedicación durante todos estos años para convertir a este parador en dinamizador turístico de esta Comarca del Bajo Aragón desde su apertura en el año 1968 porque el éxito del Parador de Alcañiz se debe a las personas que han trabajado y trabajan en él” y ha añadido que “se trata de una efeméride muy especial porque coincide con la celebración del 90 aniversario de la compañía”.

Un poco de historia

La mañana del sábado 6 de julio de 1968 los vecinos de la localidad turolense de Alcañiz salieron a la calle para recibir la visita del Ministro de Información y Turismo, Manuel Fraga, que visitó la localidad para inaugurar oficialmente el Monumento al Tambor y la Hostería de Alcañiz. 

Años atrás el Ayuntamiento de la localidad le trasladó al Ministerio la propuesta de convertir el Castillo de Alcañiz en un parador nacional porque estaba sin uso y en ruinas. Ante tal inmueble, declarado Monumento Arquitectónico – Artístico en 1925, el Ministerio aceptó el ofrecimiento y encargó el proyecto de reconstrucción a uno de sus arquitectos: José Luis Picardo.

El proyecto de Picardo se componía de un conjunto de planos que se fueron llevando a cabo desde 1966 hasta 1970. En principio, y por su reducida superficie, se diseñó como hostería con 12 habitaciones, calefacción, agua caliente, un comedor principal con chimenea con capacidad para 100 personas, vivienda para el administrador y para el personal con un coste cercano a los 10 millones de pesetas. Así se inauguró en 1968 y ya en 1970 se convierte en parador de turismo. En su interior destacaban los murales cerámicos utilizados para su decoración donde se cuenta la historia del inmueble, así como la cruz de la Orden de Calatrava.

En las sucesivas décadas se estudia ampliar su capacidad, pero no es hasta el año 2001 cuando el Ministerio encargó a Carlos Fernández Cuenca la redacción del proyecto de ampliación que se hizo efectiva un año más tarde.

El Parador de Alcañiz está ubicado en uno de los conjuntos monumentales más complejos de Aragón. En este castillo – convento se mezclan armónicamente varios estilos arquitectónicos. Destacan la capilla románica, el claustro y sin duda, la torre del Homenaje con sus frescos medievales de pinturas de estilo gótico lineal.

Sobre Paradores

Paradores cumple su 90 aniversario este 2018 y lo celebra a lo largo de todo el año a través de eventos muy singulares como experiencias gastronómicas y exposiciones, pasando por la edición de varios libros conmemorativos o jornadas de puertas abiertas. Paradores es un concepto de turismo único en el mundo que ubica la mayor parte de sus establecimientos en lugares singulares, como edificios históricos, conventos o palacios y/o en espacios naturales excepcionales. Paradores trabaja con el objetivo de recuperar y sostener el patrimonio histórico-artístico a través del uso turístico de los edificios; alentar un desarrollo sostenible y respetuoso con el medio ambiente; promover la gastronomía regional y promocionar los destinos culturales españoles, y desarrollar un producto turístico de calidad, que sea imagen de la hostelería española y referente de la Marca España en el ámbito internacional. En la actualidad, Paradores suma un total de 97 establecimientos entre España y Portugal, con 1,3 millones de habitaciones/noche y 2,2 millones de cubiertos vendidos en 2017.