Parador de Cádiz

La llaman La Tacita de Plata y está considerada la ciudad más antigua de occidente; pero en esta urbe de luz especial conviven en perfecta armonía palacios barrocos y edificios indianos con la excepcional arquitectura moderna de nuestro Parador. Si eres amante del diseño, el Parador de Cádiz te fascinará. Es una joya moderna con impresionantes vistas a la bahía desde cualquier punto: sus terrazas, sus diáfanas habitaciones, su exclusiva piscina, su relajante SPA… El restaurante y la tapería te permitirán disfrutar de exquisitos manjares y los salones de celebraciones serán el lugar idóneo y una apuesta de éxito para tus eventos más exclusivos. A solo un paso del hotel tienes la playa de La Caleta, que te invitará a caminar por el paseo marítimo, testigo de los años en los que el puerto fue importante nexo de unión con el Nuevo Mundo, y donde evocarás la bella imagen del malecón de La Habana.

La catedral gaditana es otro ejemplo del esplendor colonial de esta ciudad. Se ve desde el mar, y la invitación a que visites su cúpula cubierta de azulejos dorados es ineludible. El aire que se respira en Cádiz te seducirá, sus barrios con encanto, como el Pópulo, el más antiguo, y el barrio de Santa María, de hermosas casas barrocas, plazas como la de San Juan de Dios, donde es obligado probar el “pescaíto” frito, o la calle Zorrilla, de bares y tapas, harán que te enamores de la alegría de esta ciudad.

Esa misma alegría está presente en el carnaval gaditano, la fiesta por excelencia. La ciudad entera se disfraza y las calles se llenan de comparsas y desenfreno. El Teatro Falla, que acoge el Concurso de Agrupaciones del Carnaval de Cádiz, es el epicentro de las chirigotas, donde te reirás como nunca y descubrirás que Cádiz y su gente son únicas.

Venir al Parador de Cádiz es una opción idónea para contemplar la luz y la magia que guarda para ti esta ciudad. Sabemos que la experiencia será única.

Lo que opinan los Amigos

Imagen de ENRIQUE
ENRIQUE
30/04/2014
10

Estuve hace dos años pero mi deseo es volver, para mi esposa y para mi fueron unos carnavales inolvidables tanto por el super parador como por la gente tanto del parador con un servicio extraordinario como de Cadiz con una amabilidad no vista casi nunca, se lo recomiendo a toda la gente