Parador de Jaén

El Parador de Jaén corona la ciudad desde la cumbre del Cerro de Santa Catalina. Su figura emblemática domina el horizonte de forma que cuando te acercas a Jaén será siempre el primero en darte la bienvenida. El hotel es origen y destino para descubrir todo el encanto del Renacimiento andaluz, el aspecto monumental de su interior se mantiene en los impresionantes arcos cruzados a 20 metros de altura en el salón principal, el comedor y las habitaciones con impresionantes panorámicas de la ciudad.

El Barrio Antiguo de Jaén conserva los vestigios de lo que fue una ciudad espectacular. La Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, los Baños Árabes, los más grandes e importantes de Europa, y el Museo Provincial de Bellas Artes o el Arco de San Lorenzo, declarado recientemente Monumento Nacional, son algunos de esos lugares que merece la pena visitar.

Una visita al entorno de la ciudad es una buena opción para descubrir las Sierras de Cazorla, y la Sierra del Segura, con sus excepcionales Parques Naturales y Reservas. Los campos de olivos y el río Guadalquivir, que cruza estas tierras, añaden un atractivo especial a un lugar en el que la característica luz de Andalucía no deja de estar presente.

Lo que opinan los Amigos

Imagen de MERCEDES
MERCEDES
12/11/2014
10

El Castillo de Santa Catalina vale la pena verlo pero comer en el Parador es obligatorio. La cocina roza la excelencia tanto por la variedad como por la calidad. Felicitaciones a todo el personal.