Parador de Mojácar

La imagen de Mojácar, con sus casas blancas arremolinadas colgando de la última estribación de la Sierra de Cabrera y a tan solo 20 minutos del Cabo de Gata, te sorprenderá nada más llegar a este bello lugar. Al lado de las playas de la localidad, y beneficiándose de uno de los mejores microclimas de España, con una temperatura media de 20 grados y más de 3.000 horas de sol al año, se encuentra el Parador de Mojácar. Si buscas un lugar para disfrutar de playas tranquilas durante todo el año y practicar deportes en contacto con la naturaleza, este puede ser tu destino. Aquí disfrutarás de una refrescante piscina, gimnasio con sauna, salas de masajes y jacuzzi; estancias de ambiente confortable y acogedor, y luminosas habitaciones con terraza y, que invitan a contemplar apacibles atardeceres sobre el azul Mediterráneo.

El Parador de Mojácar es también el destino ideal si viajas con niños, porque durante el verano dispondrás de mini-club con actividades para los más pequeños. Cine infantil, música, manualidades, expresión corporal... todo para que las vacaciones con tus hijos sean inolvidables.

El mágico pueblecito de Mojácar es un laberinto de calles estrechas, donde cada rincón te cautivará mostrándote la intimidad de su pasado y los más bellos horizontes a través de sus miradores. Sus 17 kilómetros de costa hacen que este sea un enclave ideal para el disfrute de las playas. Gracias al excelente clima de la localidad, aquí puedes practicar deportes al aire libre durante todo el año: senderismo, ciclismo, equitación, golf, tenis y pádel, surf, vela, natación...

Toda la oferta de sol y playa y turismo activo que imaginas se encuentra aquí, tú solo tienes que elegir.

Disfruta todo el año alojándote en sus magníficas habitaciones con vista al mar (habitaciones superiores) o en sus habitaciones estándar con magnificas vistas a jardines.

Lo que opinan los Amigos

Imagen de 12922001
12922001
24/06/2015
10

Recientemente, le han celebrado un Homenaje a mi marido, por jubilación en su labor médica, en el Parador y hemos quedado maravillados con todos los detalles, desde la bienvenida hasta la tarta. Gracias a la Directora y a todo el personal por esas atenciones que hacen que el Parador sea un lugar especial.