Parador de Olite

Leonor de Trastámara (hab. nº 107)

Tipo de habitación:
Reyes y reinas

Desde su matrimonio con Carlos III el Noble, la Reina Leonor de Trastámara habitó en este Palacio Viejo de Olite hasta la finalización de las obras de construcción del Palacio Nuevo.

De entre las diversas dependencias que aún hoy se conservan, ésta habitación situada en la segunda planta del edificio, es una de las más sobresalientes. Está dividida en dos ambientes atravesada por una gruesa viga original que se une al muro del palacio desde el que se accede a un amplio ventanal cruzado en sus muros de mampostería,  desde donde pueden admirarse el Monasterio de San Francisco y la Sierra de Ujué. Para los reyes de aquella época el vidrio era un lujo, de aquí la importancia de dicha ventana que se cerraba con un postigo de madera y permitía el paso de la luz en su parte alta.

Dispone, así mismo, de dos camas con dosel y una impresionante chimenea original (actualmente con tiro cegado) en piedra de mampostería y ladrillo, que dan a la estancia un auténtico ambiente medieval, con las comodidades propias del siglo XXI. La habitación dispone de dos camas y doseles, la chimenea (actualmente con tiro cegado) de piedra de mampostería granítica y ladrillos de barro, consiguen un ambiente medieval digno de pernoctar en ella. Se sabe por estudios realizados que la chimenea antigua tenía una rica decoración.

La Planta noble en la que se sitúa era la de más categoría del Palacio. Esta habitación forma pareja con otra habitación gemela y ocupada en su época por el Rey Carlos III el Noble.