Parador de Santo Estevo

En el corazón de la Ribeira Sacra, espacio natural de original belleza en el interior de Galicia, donde se encuentran los ríos Miño y Sil, se esconde entre un gran manto de verde arboleda el Monasterio de Santo Estevo, convertido hoy en un precioso Parador. Se cree que el origen del monasterio se remonta a los siglos VI y VII. En él se aprecian claramente los estilos barroco y románico, con tres impresionantes claustros, uno románico, uno gótico y otro renacentista, por los que podrás pasear en noches tranquilas, bajo tenue iluminación y con un leve sonido de música religiosa acompañándote. La belleza y monumentalidad del edificio han hecho que fuese declarado Monumento Histórico Artístico en el año 1923.

77 habitaciones, todas ellas diferentes, ofrecen vistas al paisaje verde y a los impresionantes Cañones del Sil. En el Parador disfrutarás además de un restaurante con terraza al lado del bosque de castaños, una cafetería con terraza en el claustro de la portería, amplios y bellos salones, ideales para celebraciones, y preciosos jardines. La tranquilidad y la paz están a tu alcance en este precioso lugar, que además cuenta con un exclusivo spa de increíbles vistas… tan sólo tienes que venir y alojarte.

 

Lo que opinan los Amigos

Imagen de JUAN CARLOS
JUAN CARLOS
20/03/2014
10

A parte de un gran alojamiento en un marco impresionante, para nosotros especial siempre, por una boda inmejorable (24/07/2011) gracias en gran parte a Ana Gonzalez y su gente.
Un sitio estupendo para comer, y un mejor paseo por los alrededores del Monasterio.
Volver es casi obligado