Parador de Vielha

El Parador de Vielha es un lugar ideal para disfrutar de la naturaleza del Vall D'Arán y de la nieve en las cercanas pistas de esquí de Baqueira-Beret. Además, podrás disfrutar de un servicio de masajes, relajarte en el spa, en la piscina interior y exterior, en la terraza solárium para tomar el sol, en las tumbonas, el jacuzzi y en la sauna. ¿Se puede pedir más?

>> Más información y tarifas del Spa del Parador 

El Parador de Vielha dispone de una inmejorable situación, en lo alto de un cerro a la entrada de Vielha, desde el que contemplarás toda la belleza de esta ciudad del Vall d'Arán. El Hotel, un lujo para todos tus sentidos, ofrece impresionantes panorámicas de las montañas del Pirineo Catalán y de los grandes jardines que rodean el precioso comedor circular. Algunas de sus habitaciones tienen terraza y vistas al valle, y el amplio jardín, acorde con el medio, completa el precioso entorno.

Vielha es la capital del Vall d`Aran. En ella se combina el aire sereno de las montañas con el animado trajín de un importante referente turístico. Por sus calles descubrirás preciosas casas, encantadoras tiendecitas de artesanía y comercios delicatesen de la comarca. Y si quieres conocer las costumbres de los araneses, acércate a la Tor deth Generau Martrinhon, un palacio del siglo XVII convertido en la sede de un interesante museo etnológico. Si visitas la iglesia de Sant Miguel podrás ver un Cristo románico del siglo XII y el famoso “armario de las seis llaves” donde se guardaban los documentos del valle. Vielha es una ciudad que enamora tanto en verano como en invierno, y el Parador una opción fantástica para vivirla.

Número de inscripción en el Registro de Turismo de Cataluña: HVA-000661

Lo que opinan los Amigos

Imagen de ALMUDENA
ALMUDENA
24/03/2014
9

Si bien todas las opiniones son respetables no estoy de acuerdo con quien le da tan mala valoración. Después de una semana entera que estuvimos en verano creo que se tiene un visión completa: todo excelente y el personal del restaurantes nis atendió muy bien. Las cenas son un deleite tanto por la comida como por la sala y las vistas. Las habitaciones tipo suite con vistas al valle son muy cómodas. Una semana de maravilla