Parador de Vilalba

Donde la historia y la naturaleza confluyen y el patrimonio cultural evidencia la personalidad histórica de unas tierras alejadas del ruido de la gran ciudad, se ubica la tranquila Vilalba. Aquí, en el transcurso del Camino del Norte a Santiago, te espera un impresionante torreón, legado de la Galicia medieval que hoy forma parte del Hotel Parador de esta localidad lucense, capital de la fértil comarca de la “Terra Chá”. La estructura del hotel ofrece espacios recoletos y acogedores; en la torre, 6 magníficas habitaciones comparten su estilo medieval con el Salón de los Andrade, decorado con pinturas murales y escudos de armas. En la parte baja de de este salón se encuentra el nuevo espacio gastronómico Enxebre, un lugar para disfrutar de la gastronomía de la zona. Al lado de la majestuosa torre, en un edificio de piedra de estilo regional, se ubican el resto de las habitaciones, el bar, el restaurante de banquetes y otros espacios comunes. Entre los dos edificios un tranquilo jardín con las mejores vistas al torreón.

Vilalba es antigua y señorial, una tierra cargada de leyenda donde el entorno fluvial y la llanura dominan el paisaje. Aquí disfrutarás de entornos naturales como la playa fluvial de la Madalena, la medicinal Charca del Alligal, y las riberas de los numerosos ríos que discurren por estas tierras. Junto a la llanura y al agua, se encuentran la Serra do Xistral y el monte Monseivane donde te encantará perderte por caminos rurales. A poco más de 45 minutos estas tierras luguesas se asoman al mar, con balcones tan excepcionales como la preciosa playa de las Catedrales, declarada Monumento Natural y el recurso turístico más visitado de Galicia después de la catedral compostelana.

No puedes dejar de visitar los dos núcleos urbanos más próximos a la villa. Mondoñedo, a 25 km de distancia, es una pequeña ciudad empedrada y rodeada de verdes montañas, declarada Conjunto Histórico-Artístico. En ella la atmósfera es mágica, en invierno la niebla se desliza por calles estrechas en las que parece haberse parado el tiempo, y en verano su preciosa catedral, declarada Monumento Nacional, brilla todavía con más fuerza. No dejes de endulzar tu paladar con la deliciosa Tarta de Mondoñedo. Otra ciudad que te encantará visitar es Lugo, a 35 km, donde te esperan su Muralla Romana, Patrimonio de la Humanidad por su perfecto estado de conservación, y una de las cocinas mejor elaboradas de Galicia, donde las tapas son una religión.

Lo que opinan los Amigos

Imagen de JOSE LUIS
JOSE LUIS
07/09/2014
10

Este mes de Agosto, he pasado junto a mi mujer una semana en el Parador de Vilalba.
La ubicación es genial para hacer excursiones.
Pero lo mejor ha sido el trato que hemos recibido de todo el personal.
Guardando un especial recuerdo de los responsables del comedor.
Nos hicieron pasar unos días inolvidables.
Gracias a todos.
Seguro que volveremos a vernos.