¿Aún no conoces Cuenca? Hazte una escapada ahora

¿Todavía no conoces Cuenca? No esperes más y escápate un día de estos a una de las ciudades más mágicas de Castilla La Mancha, una ciudad que es historia, patrimonio, cultura y gastronomía.

Aquí encontrarás, además, un Parador que es una verdadera joya, un antiguo convento que domina sobre la Hoz del Huécar al que se llega en coche subiendo una cuesta que te mostrará una de las vistas más bellas de esta Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Quiero reservar en el Parador de Cuenca

Parador de Cuenca

Además de todos los puntos de interés de esta ciudad (y de sus alrededores, como la Ciudad Encantada, un lujo si viajas con niños) el propio Parador es un destino en sí mismo. Por los pasillos, puedes observar distintas obras de arte moderno y un patio central ideal para una cena en verano con música en directo. ¡Y una carta gastronómica con muchos productos locales como el morteruelo o los zarajos!

Reserva mesa en el Parador de Cuenca

 Parador de Cuenca

Con vistas a las famosas Casas colgadas que están pendiendo desde lo alto al borde del río Huécar y a las que puedes acceder desde el puente de San Pablo.

Casas colgadas de Cuenca

También tienes a un paso el centro de la ciudad con preciosos monumentos para visitar como la Catedral de Santa María y San Julián. 

Catedral Parador de Cuenca

¿Qué también buscas un chapuzón para tu escapada? No tienes motivo para preocuparte, este enclave único tienes una agradable piscina con servicio de masajista (consulta horarios y precios con el Parador) para darte un baño rodeado de naturaleza. 

Piscina Parador de Cuenca

Si además, buscas un espacio para celebrar tu boda, el Parador cuenta con un equipo maravilloso para que tu día más importante sea perfecto. 


Parador de Cuenca