Cazuela de garbanzos con espinacas y langostinos, de Juan Antonio Aguilar (Chef del Parador de Málaga Golf)

En esta época del año son tradicionales los potajes de vigilia. Una de las recetas más populares del tiempo de Cuaresma es la que se realiza con garbanzos, espinacas y bacalao. Con las limitaciones propias del confinamiento muchas veces toca improvisar y tirar de imaginación. Juan Antonio Aguilar, chef del Parador de Málaga Golf, ha echado un vistazo a su nevera y, a falta de bacalao, os propone elaborar este reconfortante plato con langostinos.  ¡Una sabrosa variación!

 

Juan Antonio Aguilar, chef de Málaga Golf

 

Ingredientes 4 raciones

  • Garbanzos                                            400 grs.
  • Agua                                                     c/s
  • Cebolla                                                 100 grs.
  • Tomate                                                 100 grs.
  • Zanahoria                                             100 grs.
  • Ajo entero                                            4 ud
  • Laurel                                                   2 Hojas
  • Espinacas                                             200 grs.
  • Langostinos                                          200 grs.
  • Azafrán molido                                     1 sobre
  • Sal                                                        c/s

 

Preparación-Elaboración:

Se ponen en remojo el día anterior los garbanzos con agua caliente y sal.

Al día siguiente, se pone al fuego una olla con agua; calentar y una vez templada, añadir los garbanzos, la cebolla, tomate, zanahoria, los ajos enteros y las hojas de laurel.

Aparte, cocer las espinacas en agua hirviendo y refrescar con agua fría.

Pelar los langostinos y reservar ( los sustituimos por el clásico bacalao) ya sabéis, lo que tenemos en la nevera...)

Una vez los garbanzos estén tiernos, sacar las verduras y pasar por la batidora, colar e incorporar al potaje, rectificar de sal. (También podemos poner las verduras muy picadas y que la encontremos, pero para los más peques es mejor trituradas).

Añadir las espinacas, los langostinos y el azafrán molido,  un minuto antes de apartarlo del fuego, rectificar de sal y listo.

¡Buen provecho!

 

Cazuela de garbanzos con espinacas y langostinos