Crema de fresas helada, de Jose Miguel Pérez (Chef del Parador de Arcos de la Frontera)

Con el calor que ya ha comenzado a apretar de lo lindo, y hasta que en breve podáis disfrutar ya de un refrescante chapuzón en alguna de nuestras piscinas, en estos días hay pocas cosas que apetezcan más que un gélido helado.

Para celebrar que todo el territorio nacional ha abandonado ya la fase cero de la desescalada y avanzamos hacia el desconfinamiento el jefe de Cocina del Parador de Arcos de la Frontera, el chef granadino José Miguel Pérez, os trae a la palestra una clásica y deliciosa crema de fresas helada. Un postre apto para tomar a cualquier hora del día con ese inigualable y entrañable sabor que emana de la mágica mezcla de esta carnosa fruta roja con la nata.

A partir de ahí José Miguel lo presenta sobre una base de crujiente de galleta, aromatizado con vainilla bourbon y acompañado de las propias fresas. Pero las variaciones son numerosas. ¿Cuál es vuestra preferida?

 

José Miguel Pérez, chef de Arcos

 

Ingredientes para 6 raciones:

  • Fresas                                                            600grs
  • Azúcar glas                                                   140grs
  • Vainilla bourbon                                           1 cucharadita café
  • Zumo de limón                                             2 uds
  • Nata 35%                                                       ¼ l

    

     Crujiente de galletas:

  • Mantequilla                                                   50 grs
  • Galletas                                                         150 grs

 

 

Elaboración:

Limpiar y lavar las fresas e introducirlas en un bol con el azúcar glas, la esencia de vainilla y el zumo de limón.


Triturar el conjunto y reservar.


Montar la nata y mezclar con las fresas, tapar e introducir en el frigorífico.


Pasado una hora, sacar y batir con la varilla durante unos minutos.


Elaborar el crujiente de galleta con la mantequilla ablandada, introduciéndola unos minutos en el microondas para mezclar con las galletas molidas.


Pasado unas dos horas, desmoldar el postre y servir.

 

Emplatado:

Para acompañar este postre se pueden utilizar fresas, una rama de vainilla tostada, un crujiente de regaliz, hierbabuena fresca, etc.

 

Crema de fresas heladas