De viaje por la costa mediterránea: desde la Costa Blanca hasta la Costa del Azahar

Aguas turquesa, castillos con encanto, un tiempo de lujo y comida para saborear. Vente de ruta por la Costa Mediterránea en un viaje que te llevará desde la Costa Blanca hasta la Costa del Azahar.

Ve preparando la maleta y tu reserva de hotel en los Paradores de Jávea, El Saler y Benicarló a través de la costa mediterránea, un plan de viaje que no olvidarás.

Un respiro en la Costa Blanca

Jávea Paradores Costa Blanca

En la provincia de Alicante en una línea de mar que se prolonga a lo largo de 200 kilómetros, la Costa Blanca tiene un punto clave, Jávea. Aquí, en esta localidad con encanto, encontrarás uno de los mejores climas del mundo, según la OMS. Aprovecha este viaje para pasear por sus calles, sin prisa y disfrutando de la experiencia antes de acercarte a la Reserva Natural del Montgó y de darte un baño en una de las playas que salpìcan esta Costa Blanca. Déjate caer por la Cala de la Barraca o la de Granadella y termina el día disfrutando de la gastronomía local en el restaurante del Parador de Jávea.

Quiero irme al Parador de Javea

Parador de Jávea Terraza Hotel Verano Playa

Tras tu paso por Jávea, toma rumbo al norte hasta llegar a otro de los paraísos en los que encontrarás un Parador: El Saler en Valencia, entre La Albufera y el Mediterráneo. Naturaleza y desconexión en estado puro (tiene además campo de golf y spa).

Quiero irme al Parador de El Saler

Parador de El Saler Valencia

Castillos en el mar

Y seguimos nuestra ruta hacia el norte, hasta la Costa del Azahar, un destino mediterráneo con pueblecitos, puertos e imponentes fortalezas y castillos.

El Parador de Benicarló, en la provincia de Castellón, te servirá como base de organización de tus rutas para descubrir esta zona. A un paso del mar y de pueblecitos con encanto como Peñíscola, dominada por el impresionante castillo del Papa Luna, al que puedes llegar dando un paseo por una costa que, tanto al amanecer como en la puesta de sol, te dejará grabados en la retina unos colores únicos.

Quiero reservar en el Parador de Benicarló

Parador de Benicarló