Destinos de viaje para practicar surf en España

España es, cada vez más, un destino perfecto para los amantes del surf y justo en la frontera con Francia, en el Golfo de Vizcaya encontrarás olas que rompen en una costa verde y rocosa de una belleza que inspira fuerza y rotundidad. En el sur, en la provincia de Cádiz, Tarifa es el destino favorito de los que busca la luz del sur y las playas infinitas de Andalucía. 

Si aprender surf es algo que aún está pendiente en tu lista de "cosas que hacer antes de" no esperes más y hazte un plan de viaje hacia las olas. 

Las olas de Hondarribia

La ubicación del Golfo de Vizcaya en el País Vasco permite disfrutar de la experiencia surfera tanto en invierno como en verano. 

Quiero reservar en el Parador de Hondarribia

Parador Hondarribia

La playa de Hondarribia es perfecta para sacar lo mejor de tu escapada de surf, aquí encontrarás varias empresas que ofrecen cursos para aprender a dominar la técnica del surf (o si ya eres un experto rider, volar sobre las olas). Lo bueno de este destino es que esta zona aún no está masificada y tanto novatos como expertos pueden compartir espacio sin colisionar con nadadores. 

Tras un día en el agua, recupera fuerzas en el Parador de Hondarribia, una antigua fortaleza del siglo X con unas vistas impresionantes sobre la costa francesa y sal de pinchos por esta villa marinera..

Destino al sur

Si eliges el sur para tu experiencia surfera, pon en maps Cádiz y déjate llevar hasta una costa donde te encontrarás con las mejores olas del Atlántico en las playas próximas a Tarifa, aquí disfrutan de un viento perfecto para kitesurfing.

La playa del Palmar es una de las favoritas entre los surferos así como Conil de la Frontera, un tranquilo y soleado destino.

Quiero reservar en el Parador de Cádiz

Parador Cádiz

Cádiz tiene algunas de las mejores playas en las que los novatos pueden iniciarse en el arte del surf (porque es un arte mantenerse sobre la tabla) como es el caso de Chiclana, conocida por sus escuelas de surf. Cerca de este destino está el Parador de Cádiz, un hotel de diseño con piscinas en las que sientes que nadas por encima (sí, por encima, ya lo entenderás cuando llegues) del océano. Además está a un paso de la Playa de la Caleta, no especialmente apropiada para surfear pero sí perfecta para tomar el sol y relajarse.