El Parador de Benicarló reabre La Arrocería, un clásico de la temporada estival

Coincidiendo con la reapertura general de los establecimientos de la cadena hotelera pública, el Parador de Benicarló ha adelantado ligeramente la temporada de su popular Arrocería, que es ya todo un clásico del calendario estival.

 

Reserva mesa

 

La Arrocería es una agradable terraza situada junto al recinto de la piscina con vistas a los exóticos jardines y al mar. La decoración y la luz que inunda el espacio te recordarán en todo momento que estás en el Mediterráneo. Una opción más informal que el restaurante del Parador donde también podrás degustar platos típicos de la zona, como los arroces y fideuás de pescados y mariscos. Se trata de un exclusivo espacio con capacidad tan solo para 40 personas y abierto exclusivamente en servicio de mediodía, por lo que conviene reservar.

 

Arrocería Benicarló

 

Si todo el Levante español tiene ganada fama en la preparación de platos con este versátil cereal, en este establecimiento castellonense son auténticos especialistas ya que su proximidad al Delta del Ebro les permite ofrecer excelentes arroces con diferentes elaboraciones.

Junto a cremas frías como la sopa de yogur y pepino o el salmorejo de frambuesas, ensaladas, raciones de almejas, mejillones, navajas y gambas u otras opciones para compartir, en la carta de La Arrocería puedes encontrar esta temporada, a precios muy asequibles, sabrosos arroces, como el de rape y langostinos -uno de los más -; el marinero de calamar, gambas y almejas, la tradicional paella valenciana o propuestas más sorprendentes como el espectacular arroz de pato con pimiento rojo y el arroz de ortigas de mar, de intenso sabor a mar.

 

Arroz caldoso de bogavante

 

Una propuesta que se amplía con la oferta arrocera del propio restaurante del Parador donde actualmente sirven arroz “tot pelat”de rape, langostinos y sepia, caldoso con costilla y verduras y de "espardenyes" -también conocidas como pepino de mar- y langostinos.

Como remate, la carta de postres se inclina hacia los sabores locales con propuestas tan levantinas como los semifríos de horchata, de turrón y de café. En esa misma línea en la veraniega selección de bebidas no podía faltar el Agua de Valencia, refrescante cóctel autóctono a base de cava y zumo de naranja.

No te descuides porque, inicialmente, el periodo de funcionamiento finaliza el 31 de agosto.