El Parador de Cuenca sirve la cena oficial del tercer congreso gastronómico Culinaria Castilla-La Mancha

El Parador de Cuenca ha sido elegido para servir la cena oficial del tercer congreso Culinaria Castilla-La Mancha, el encuentro profesional de gastronomía de la Comunidad Autónoma, que se inaugura hoy en la capital conquense y se prolongará hasta mañana, martes 9 de noviembre, si bien ya arrancó ayer con algunas actividades de carácter popular.

La cita, organizada por el sello gastronómico Raíz Culinaria, promovido por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para identificar los productos y la cocina de la región,  se presenta como «el evento de referencia para el sector de la gastronomía regional y como palanca para su futuro inmediato, animando a seguir un camino de excelencia bajo la marca Raíz Culinaria, fomentando la innovación productiva y mostrando las fortalezas que potencien su papel estratégico en el turismo”.

 

Parador de Cuenca

 

El antiguo convento de San Pablo, con las casas colgadas como telón de fondo, ha sido elegido sede de “La Noche Culinaria”. Este evento, que tendrá lugar hoy, lunes, en el Refectorio del Parador de Turismo de Cuenca, es la cena oficial del congreso Culinaria Castilla-La Mancha 2021. Además de los congresistas, asistirán representantes institucionales y de Turismo de Castilla-La Mancha, así como invitados del ámbito gastronómico.

El menú se ha confeccionado por el equipo del Parador bajo la batuta de su jefe de Cocina, el chef Miguel Ángel Martínez, y es un compendio de gastronomía regional actualizada. La cena será acompañada y maridada con vinos de las cinco provincias de Castilla-La Mancha seleccionados por la Asociación Regional de Sumilleres, ASUMAN, con cata y comentarios simultáneos por parte de varios sumilleres pertenecientes a dicha asociación.

 

Miguel Ángel Martínez, chef de Cuenca

 

 Gastronomía regional actualizada

 

Para abrir boca se van a servir ostras con escabeche de perdiz, armonizadas con Sigilo Often brut 48 meses (Bodegas Recuero. Villanueva de Alcardete, Toledo)

Tras el aperitivo, un tartar de ciervo de la Serranía de Cuenca, pistachos manchegos, ajo negro de las Pedroñeras, al que da el contrapunto un Finca Río Negro Gewürztraminer 2020 (Finca Río Negro. Cogolludo, Guadalajara).

 

Atascaburras

 

El bacalao confitado con gachas marinas y manitas de jabalí protagoniza el segundo plato, regado con un Moravia Ancestral. Finca El Molar, Albacete, tras el que llegará a la mesa un cordero manchego con puré trufado y salsa de azafrán manchego, maridado con Pago Florentino Cencibel 2018 (Bodegas y Viñedos La Solana. Malagón, Ciudad Real)

Un vino dulce, Finca Antigua Moscatel Naturalmente Dulce 2019 (Finca Antigua. Los Hinojosos, Cuenca), es el acompañamiento elegido para un postre de chocolate de la vecina Abadía de Jábaga con helado de queso manchego y miel de la Alcarria. El alajú, dulce tradicional conquense con forma de torta elaborado con miel, almendra, pan rallado y especias, cubierto por oblea., pondrá una nota golosa a la hora del café.