El séptimo arte en las sendas del turismo

Del desierto de Tabernas al Camino de Santiago. La magia del cine deja huella en múltiples escenarios del territorio español que suman adeptos y visitantes.

 

Tabernas, único desierto de Europa convertido en gran estudio

 

Dicen que Clint Eastwood llegó al desierto de Tabernas huyendo de Hollywood. Y que para entonces, Sergio Leone había quedado rendido ya a la belleza de un paisaje agreste, con una inmensa planicie y un cañón dorado, siguiendo los pasos de otros grandes directores de cine. Un gran escenario natural. Un gran desfile de estrellas. Steven Spielberg, Peter O’Toole, Charlton Heston, Elizabeth Taylor, Alec Guinness, Richard Burton, Anthony Quinn, Omar Shariff, Sofía Loren, Brigitte Bardot, Roger Vadim, David Lean, Sean Connery, Harrison Ford, Arnold Schwarzenegger...

 

Desierto de Tabernas Almería

 

Tabernas es el único desierto de Europa convertido en gran estudio. Escenario de cientos de películas desde los años 60, es uno de los grandes centros de producción cinematográfica del mundo. Una potente industria en auge que tiene una Oficina Provincial de Cine y da empleo a decenas de personas. Almería es el Lejano Oeste o Afganistán, una batalla de la II Guerra Mundial o el desierto del mítico Lawrence de Arabia, cita para las aventuras de Indiana Jones, escenario de Juego de Tronos o Zona hostil... Es parte de la historia de ‘Lawrence de Arabia’, ‘Cleopatra’, ‘Patton’, ‘El bueno, el feo y el malo’, ‘Conan el bárbaro’, ‘Indiana Jones y la última cruzada’, ‘Exodus: Dioses y reyes’, ‘Las cosas del querer’, ‘Vivir es fácil con los ojos cerrados’, ‘Nunca digas nunca jamás’ o ‘Los hombres que no amaban a las mujeres’... La magia de Almería sumada a la magia del cine. Y seguimos…

Para descansar y reponer fuerzas, a poco más de una hora en coche se encuentra el Parador de Mojácar. Un remanso de sosiego con unos atardeceres únicos cierra esta aventura y suma magia al itinerario.

 

El valle de Mirandilla, en Santo Domingo de Silos (Burgos)

 

El western cuenta entre su legado con la mítica escena del duelo final de ‘El bueno, el feo y el malo’. El encuentro en el Cementerio de Sad Hill fue realmente grabado en la comarca burgalesa del Arlanza. Los mismos parajes sirvieron de escenario a Sergio Leone para ubicar allí el Puente de Longstone, la Misión San Antonio y el Campamento-Prisión Betterville. La Asociación Sad Hill trabaja, gracias al crowfunding, para recuperar este entorno que es ya un lugar de peregrinación para los amantes del género. Y la fama siguió creciendo, porque en 2018 el director Guillermo de Oliveira estrenaba allí ‘Desenterrando Sad Hill’.  

 

Valle de Mirandilla

 

Sin duda, una visita a la villa de Lerma -a media hora- para degustar lechazo y un buen vino con D.O. puede ser el colofón a una jornada cinematográfica.

 

Sevilla y sus secretos de cine

 

David Lean y ‘Lawrence de Arabia’ convirtieron Sevilla en la histórica Damasco. Naboo de George Lucas rodó en la mítica Plaza de España el Episodio II de Star Wars. Y a Sevilla corresponden también algunas localizaciones de las temporadas 5 y 7 de la premiada serie Juego de Tronos. Los Reales Alcázares fueron elegidos para albergar la residencia de los mandatarios del reino de Dorne y los majestuosos jardines del Palacio Real se convirtieron en los Jardines del Agua del exótico reino. Sevilla es un pequeño resumen del mundo que creó George R. R. Martin. Los productores de la serie reconocieron que el Alcázar se acercaba tanto a lo que buscaban que no fue necesario añadir retoques digitales. Una de las escenas cumbre de la séptima temporada se grabó en las ruinas de Itálica, la antigua ciudad romana situada a escasos kilómetros. En su espectacular anfiteatro se reunieron los reyes y dignatarios de todos los reinos, incluida la princesa Daenerys, que apareció en escena a lomos de uno de sus dragones.

 

Plaza de España de Sevilla

 

A media hora de Sevilla una propuesta de cine para disfrutar de la ruta es el Parador de Carmona. El edificio se levanta sobre las ruinas de un impresionante alcázar árabe del siglo XIV que corona el pueblo y ofrece una fabulosa piscina y terrazas con vistas a la campiña. El restaurante, antiguo refectorio, es uno de los más espectaculares de la red de Paradores.

 

Segovia, elegida por los romanos y por Hollywood

 

Desde hace años la Diputación de Segovia cuenta con una agencia de localizaciones que ha convertido la ciudad y sus pueblos en escenarios de significadas películas y series. Diversos recorridos trasladan a los visitantes a largometrajes como “Mister Arkadin”, “Orgullo y Pasión”, “La Batalla de las Árdenas”, “Los fantasmas de Goya”, “Las trece rosas” o “Torrente IV” y series como “Isabel”, “Toledo”, “Cuéntame” o “Águila Roja”. Las calles empedradas y rincones por los que parece que no ha pasado el tiempo se unen a localizaciones especiales como la cárcel de mujeres o el cercano Bosque de Valsaín, donde se abrió “El Reino de los Cielos”.

 

Segovia

 

A escasos diez minutos se encuentra el Real Sitio de La Granja. Un coqueto pueblo a los pies de la Sierra de Guadarrama. Un escenario donde se ubica el impresionante parador compuesto por la Casa de los Infantes, construida en el siglo XVIII por Carlos III, y el Cuartel General de la Guardia de Corps, que acoge un moderno Centro de Congresos y Convenciones. Muy recomendable pasar por su spa.

 

'La Vaquilla de Sos' del Rey Católico

 

En 1985, Luis García Berlanga escogió esta localidad zaragozana para el rodaje de su obra “La Vaquilla”. Hoy existen en el centro de la ciudad numerosas esculturas y referencias al film del cineasta valenciano. El rodaje dejó huella en el pueblo, que aportó cerca de 500 extras y llegó a eliminar las antenas de televisión de las casas para dar más credibilidad al entorno. Además, el Ayuntamiento forma parte de FilmSet, un proyecto europeo gestionado por una asociación de organizaciones españolas, francesas, italianas, belgas y británicas coordinadas por la Universidad de Zaragoza. El objetivo es promover una ruta turística temática del cine europeo.

 

Sos del Rey Católico

 

En el corazón del pueblo aguarda un parador de noble factura. Un edificio de estilo aragonés que sigue el corte monumental, histórico y artístico de la villa. Su decoración es elegante. El espacio y la luz son común denominador en las habitaciones de amplios ventanales. El restaurante ofrece tradición y autenticidad en los aromas y los sabores de la cocina de la Comarca de las Cinco Villas, la región que le da nombre.

 

El Camino de Santiago, siempre presente

 

Y para cerrar el círculo, la magia del cine jacobeo. ¿Quién no ha oído hablar de ‘The way’? El drama americano, que contó con la participación de Martín Sheen y Emilio Estévez, causó tanto furor entre los espectadores estadounidenses, que se cuentan por miles los que se han transitado la espiritual ruta española.

 

Plaza del Obradoiro

Juan

Manuel Cotelo grabó en 2016 una película-documental sobre el Camino de Santiago ‘Footprints: el camino de tu vida’, comprada por la gigante plataforma de contenido Netflix, señal del interés que despierta; Fernando Cortizo firmó ‘O Apostolo’, una película española nominada en 2012 a los premios Goya como mejor película de animación; Roberto Santiago dejó el sello español en ‘Al Final del Camino, 2009’, una divertida comedia romántica. Del mismo corte es ‘Saint-Jacques… La Mecque (Peregrinos)’, producida en Francia en 2005 bajo la dirección de Coline Serreau; o ‘Americano’, 2005, protagonizada por Joshua Jackson y Leonor Varela y dirigida por Kevin Noland. Completa la lista de interminables ejemplos ‘Tres en el Camino’, una película/documental de nacionalidad española/inglesa, donde se aprecia la verdadera esencia del Camino de Santiago. Excepcional.

Texto: María Fernández

Fotos: Paradores de Turismo de España / Shuttersock