La Comunión perfecta en el Parador de Mérida

En Paradores hacemos del día de la Comunión de tu hijo uno de los días más especiales de su infancia. Tenemos lugares únicos en los que creamos espacios perfectos para celebraciones en las que los pequeños de la casa son los protagonistas, como el caso de Patricia Blanco y su Comunión celebrada el 10 de mayo en el Parador de Mérida.

La pequeña vistió un precioso y delicado vestido de muselina, hilo y encaje de Marita Rial al que puso el toque final con un  tocado de la misma casa de costura. Los zapatos, de Olivia´s Shoes fueron el complemento perfecto para un estilo depurado perfecto para una Comunión en la que las joyas que lució Patricia en cuello y brazo estaban firmadas por Tous salvo la medalla de la Virgen, obra de Carrera y la Cruz de madera de Misiones Salesianas.

 La Comunión perfecta en el Parador de Mérida

Uno de los rincones más divertidos de la jornada fue el photocall creado con detalles personalizados para la pequeña en función de sus gustos y aficiones así como los detalles de las mesa, los globos y el rincón más goloso del Parador, el Candy Bar, creado por Dulce Evento by Helen Martin. De las fotos de Patricia se encargó Patón Fotógrafos.

 Rincón Fotos Parador de Mérida

Dulces Comunión Parador Mérida

La decoración de la sala y de las mesas tuvo como protagonistas a las flores, una obra de Acacia Maribel Florista que creó una atmósfera perfecta en un día en el que hubo, además de actuaciones en directo, un rincón de palomitas para los pequeños y un cóctel exclusivo para todos los invitados en el Claustro antes del menú preparado para este día.

Mesa Comunión Parador de Mérida