Mexillón de Galicia, uno de los reyes de los enxebres de Paradores

Con la lamprea de Tui iniciamos una inmersión-interrumpida por la pandemia- en la despensa de Paradores para conocer esos singulares productos de proximidad de los que se nutre, pegados al territorio en el que se ubica cada uno de sus establecimientos. Sin abandonar esa comunidad autónoma, los moluscos de las rías sobresalen en las cartas de los enxebres y restaurantes de los Paradores gallegos y, entre ellos, hay un bivalbo que brilla con luz propia: el Mexillón de Galicia.

 

Mejillón

Siguiendo la nemotécnica regla de los meses con R aplicada a todo el marisco, se trata de un producto en plena temporada desde septiembre a abril. El mexillón tiene su historia. Desde el siglo V d.C. el consumo de mexillones se extiende al interior de la Galicia romana y en el siglo XVIII se enviaban desde las Rías Galegas a la corte austríaca pequeños toneles de ostras y mexillones bañados en “escabeche real”, para ser consumidos por la nobleza durante la Cuaresma.

El Mexillón, “Mytilus Galloprovincialis”, es uno de los moluscos bivalvos más típico de captura de las rías gallegas que cuenta con su propia D.O.P.

 

Mexillón

 

Se trata de un producto único en cuanto a sabor y tamaño, ya que se cultiva en zonas con mucha materia orgánica en suspensión, en la zona de mareas o por debajo de ésta, pero siempre en sitios de poca profundidad.

 

El rey de las bateas

 

El Mellixón Gallego se cría en bateas de madera de eucalipto, en las que se atan cuerdas para que reposen y crezcan los Mexillones. Las bateas se colocan en un espacio marítimo delimitado en las rías gallegas de Ares-Sada, Muros-Noia, Arosa, Pontevedra y la Ría de Vigo

Para obtener la calidad deseada en este producto se depura obligatoriamente con agua de mar de las Rías Gallegas de las provincias de A Coruña y Pontevedra. ​Galicia produce el 40% de Mexillón a nivel mundial.

 

batea

 

Para diferenciarlo de otros, el Mexillón Gallego es de mayor tamaño que el resto, tiene forma de hacha y estrías en la concha. El aspecto interno del manto tiene normalmente un color crema anaranjado constituido por dos lóbulos carnosos que poseen una sinuosa banda de color violeta oscuro, que es muy distinto al blanquecino de las restantes zonas de producción.

 

Mejillones

 

Como el resto de moluscos el Mexillón es una fuente de proteínas, vitaminas y minerales. Se aconseja su consumo para conseguir una dieta equilibrada y saludable. Sus usos en la cocina son muy diversos, aunque el más tradicional es “Mexillones al vapor cocidos en su propio jugo con laurel”. Al ser un producto de temporada se puede conservar para todo el año mediante la técnica del escabeche, que es una mezcla de aceite y vinagre con especias.

 

Elige un restaurante gallego y reserva para degustarlo