Pestiños con miel de Montoro, de David Gómez (Chef del Parador de Córdoba)

De manos de David Gómez, chef del Parador de Córdoba, que como recordaréis estrenó con unas patatas con alcachofas y langostinos esta didáctica sección puesta en marcha para empujaros a cocinar durante el confinamiento, hoy apostamos por la repostería tradicional, muy presente en la oferta gastronómica de la red hotelera pública.

Y viniendo de la ciudad califal, como no podía ser de otra manera os propone elaborar un dulce de origen árabe típico de Andalucía, si bien se ha ido extendiendo por otras zonas de nuestro país, que se consume habitualmente en Navidad, Semana Santa y Carnavales: los pestiños. Una receta muy sencilla que está al alcance de cualquiera. ¿A vosotros también os va la miel -David se inclina por rematarlas con un almíbar de la preciada y cordobesa miel de Montoro- o sois más de azúcar y canela?

 

David Gómez, chef del Parador de Córdoba

 

Ingredientes:

  • Harina de trigo                                                 250grs
  • AOVE                                                                   100ml
  • Vino blanco                                                       50ml
  • Anís                                                                      50ml
  • Anís en grano                                                   ½ cucharadita
  • Sal                                                                         1 pizca
  • Limón                                                                  1 ud piel sin parte blanca
  • Para la cobertura: 150 ml de miel de Montoro y 30 ml de agua

 

Elaboración:

Para hacer los pestiños a la miel lo primero que haremos es aromatizar el aceite.

Poner en un cazo el AOVE y lo ponemos a temperatura media con la piel de limón.

Retirar la piel de limón, freír y retirar.

Dejar que se temple el aceite y añadimos el anís en grano.

Una vez esté frío el aceite incorporamos a un bol; añadir la harina, el vino blanco, el anís y la pizca de sal. Remover todo hasta que nos quede una masa homogénea.

Al ser una masa con aceite no se pega nada y es muy manejable. Dejar reposar 5 minutos.

Pasado ese tiempo dividiremos la masa en dos y, con la ayuda de un rodillo, iremos estirándola hasta tener una masa de 1 a 2 mm de grosor.

Cortar la masa en cuadrados, juntar un extremo hacia la mitad y el otro extremo hacia la mitad y presionáis en medio para que se quede pegado.

En abundante aceite de oliva virgen ponéis una temperatura media e ir friendo los pestiños.

En un cazo echáis la miel y el agua y ponéis a fuego bajo. A medida que los vayáis sacando los pestiños del fuego se introducen en el cazo del preparado de miel y agua. Dejar allí un minuto escaso para que se empape de la miel.
Ya tendremos nuestros pestiños con miel de Montoro.

Otra manera alternativa de hacerlos es, en lugar de utilizar miel, pasar los Pestiños una vez fritos por una merzcla de canela molida y azúcar.

 

Pestiños