#PlanazosParadores: escapada de dos días a Sigüenza

Los numerosos castillos que salpican España son uno de los motivos por los que muchos viajeros deciden hacer las maletas y escapar cada temporada. 

¿Por qué quedarse sólo con una visita a un castillo?¿No te parece mejor dormir en uno del siglo XII? En Sigüenza encontrarás un palacio fortaleza ubicado en lo alto de una colina en el corazón de Castilla La Mancha. Un destino romántico, con numerosos puntos de interés para descubrir. No te lo pienses más y escápate a este rincón medieval en un viaje de, por ejemplo, un par de días. Así tendrás tiempo para explorar los monumentos de esta antigua ciudad a un paso de los Pueblos Negros, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Parador Sigüenza

Parador de Sigüenza

Castillo castellano, hotel de lujo

El castillo de Sigüenza data de la antigua época de los caballeros, construído sobre un antiguo bastión árabe y sobre un asentamiento romano, aún más antiguo. Convertido en el hogar de poderosos obispos, este gran palacio fortaleza acogió en su momento a Fernando e Isabel, los Reyes Católicos así como a las tropas de Napoleón durante la invasión francesa.

Ahora, recuperado como hotel con encanto, es uno de los Paradores más deseados por su impresionante ubicación y detalles únicos, que le conceden altas puntuaciones por parte nuestros queridos clientes y Amigos. Aquí puedes estar seguro de que, por momentos, te perderás entre la belleza del lugar, el tiempo se te pasará volando mientras recorres los rincones de una edificación magnífica en lo alto del precioso pueblo de Sigüenza. Su hall de entrada, su pintoresco patio, su chimenea y su terraza harán que no quieras salir de allí.

Quiero reservar en el Parador de Sigüenza

 

Parador Sigüenza

Parador de Sigüenza

Por supuesto, un castillo no está completo si no ofrece una comida de excepción y en el restaurante del Parador la encontrarás. Delicias y bocados tradicionales de esta localidad de Guadalajara, con tapas y picoteos en la cafetería o, para los que quieren que sus escapadas tengan un alto componente gastronomíco, con platos contundentes en el restaurante, que van desde las migas hasta los platos de caza pasando por embutidos y quesos de la zona para disfutar de unas opíparas comidas en las que los postres son el broche de oro.

Viaje al pasado

Hay tanto que ver en Sigüenza que es posible que dos días no sean suficientes, así que toma nota de los lugares imprescindibles. Empieza tu ruta por el centro histórico, que incluye la impresionante catedral, de estilo gótico cisterciense y que acoge la estatua del Doncel de Sigüenza, una escultura conmemorativa, del siglo XV, del aristócrata Martín Vázquez de Arce.

Posteriormente visita la Plaza Mayor, de 1494,  la Casa del Doncel, o el Palacio de Infantes del siglo XVIII.

Parador Sigüenza

Parador Sigüenza

Tu estancia en el Parador de Sigüenza te dará la oportunidad perfecta de aprovechar la tarde explorando los misterios de los Pueblos Negros, una curiosa colección de localidades cercanas en el noroeste de Guadalajara en las que la pizarra marca el color del paisaje.

Caracterizado por sus muros, pequeñas puertas y ventanas y un espacio central dominado por grandes chimeneas, las casas de estos pueblos Patrimonio de la Humanidad recuerdan un pasado rural en el que los vecinos vivían íntegramente de la tierra y cada pueblo tenía su propio mundo. Aquí encontrarás algunos de los mejores ejemplos de esta arquitectura única en Campillo de Ranas, Majaelrayo, Tamajó o Valverde de los Arroyos.

¿A qué esperas para descubrir este destino de viaje? Reserva ya tu experiencia descubriendo Sigüenza y los Pueblos Negros de Guadalajara.

Quiero reservar en el Parador de Sigüenza