#PlanazosParadores: escapada para dos a Santiago de Compostela

Escápate a Santiago de Compostela y vive la experiencia de alojarte en un Parador ¡en plena  Plaza do Obradoiro! Te proponemos un plan de dos días para disfrutar a tope de una de las ciudades más bellas e impresionantes de toda Europa, una ciudad Patrimonio de la Humanidad y meta del Camino de Santiago. ¿Preparado para vivir una experiencia inolvidable?

Parador de Santiago de Compostela

DÍA 1

El primer día recomendamos que, nada más llegar, te des un paseo por la zona de la Catedral y sus alrededores. La Catedral de Santiago de Compostela es la obra más sobresaliente del arte románico en España. Y es, además, la meta final de todos los Caminos de Santiago, que durante siglos han llevado a los peregrinos de la Cristiandad hacia la tumba del Apóstol. La Plaza do Obradoiro es el centro monumental de Santiago, ya que tiene la cualidad de resumir los usos y la historia milenaria de la ciudad. Un giro de 360 grados que permite reconocer a simple vista la presencia de distintos estilos arquitectónicos, surgidos a lo largo de más de 700 años de construcción. También te aconsejamos que visites la Plaza de la Quintana, un espacio abierto de uso público, acotado por la cabecera de la Catedral, el Monasterio Fundacional, el Cementerio de Canónigos y la primera Casa Consistorial. ¡Digna de ver!

Para terminar la jornada relajados y en un ambiente agradable, nada mejor que cenar en el Parador de Santiago Hostal Dos Reis Católicos que cuenta con dos restaurantes que te seducirán por igual; el restaurante Dos Reis, ubicado en un elegante salón, cuyos muros están llenos de leyendas, donde degustar los mejores platos del Atlántico, y el restaurante Enxebre, con una informal pero deliciosa oferta de cocina de mercado con los mejores productos de gallegos.

 Enxebres de Paradores

DÍA 2

A la mañana siguiente, después de disfrutar con el delicioso buffet del Parador, aprovecha las primeras horas del día para acercarte al espectacular Mercado de Abastos, un lugar lleno de encanto y ajetreo. Continúa por la cuidada Alameda, que atesora rincones con vistas espectaculares al casco antiguo; la Iglesia, el Convento y el Parque de Bonaval, donde se encuentra el Panteón de Gallegos Ilustres; o los verdes alrededores de la capital, que se prolongan hasta el mismo mar, a tan solo media hora. En cualquiera de sus callejuelas podrás parar para almorzar el alimento más típico y rico de la región, el delicioso marisco.

Por la tarde desplázate por los alrededores y ve hasta A Coruña, a tan sólo 62 km. En la ciudad de cristal hay una parada obligada, y esa no es otra que el emblema de la ciudad, la Torre de Hércules. Es un faro que pertenece a la época romana y que está situado en un estratégico lugar con vistas al mar y zonas verdes. ¡Un espacio romántico y con historia! Pero esto no es lo único que merece la pena ver en A Coruña. Por supuesto, también tienes que pasear por el paseo marítimo de la ciudad, uno de los más largos de Europa, e ir hasta la Plaza de María Pita, donde podrás cenar de una forma casual por alguno de los bares de la zona. Por último, visita el Puerto y despídete de una ciudad tan bonita como llena de leyenda.

Y no pierdas la oportunidad de conocer rincones tambíen imprescindibles en Santiago como la Colegiata Santa María A Real do Sar, que es junto con la Catedral, la Iglesia que conserva mayor parte de su primitiva fábrica románica y que tiene un interior de hermosas proporciones, también podrás visitar el renacentista Colegio de Fonseca, o el espectacular Convento de San Martiño Pinario.

¿Qué te parece este planazo para descubrir Santiago de Compostela en dos días? ¡Escápate ya!

Reserva ya en el Parador de Santiago de Compostela

 Y para que no te pierdas en tu visita a la ciudad, aquí tienes un plano de Santiago de Compostela.

 


Ver mapa más grande