Platos elaborados en parrilla de piedra volcánica a los pies del Teide

Degustar a los pies del inquietante Teide un alimento cocinado sobre un material que pudo emerger incandescente de su propio vientre ya es posible. El bar-cafetería Los Roques del Parador de Las Cañadas del Teide ha cambiado recientemente su oferta y entre sus principales novedades está la incorporación de platos elaborados en parrilla de piedra volcánica en la nueva instalación de cocina.

 

Reserva mesa

 

Las piedras volcánicas o piedras de lava se están haciendo cada día más populares. Se utilizan en las barbacoas de gas para absorber la grasa de los alimentos que se estén cocinando y, a su vez, para repartir el calor de manera homogénea por toda la parrilla.

 

parrilla de piedra volcánica Las Cañadas del Teide.

 

Desde el establecimiento tinerfeño, único alojamiento enclavado en el Parque Natural de las Cañadas del Teide, el parque natural más visitado de Europa por delante incluso de la Selva Negra,  se disfruta de las mejores vistas de “Los Roques de García”, el popular conjunto de formaciones rocosas que ilustró los antiguos billetes de mil pesetas, y desde la dirección se ha considerado que la oferta gastronómica de este espacio de restauración más informal deber ir en consonancia con la experiencia que reporta la contemplación de este paisaje cuasi lunar.

 

Actual, saludable y accesible

 

Así se ha apostado por diferenciarse con una carta más actual, saludable y accesible que se ha complementado con las citadas propuestas al grill pétreo. Una reducida pero variada oferta que comprende dos tipos de hamburguesas: ibérica y de retinta; entrecote de vacuno, atún e incluso una opción vegana, como es el tofu preparado, al igual que el resto, en la potente parrilla de piedra volcánica.

 

Nueva oferta Los Roques.

 

De la anterior oferta, ahora más amplia, compleja y de mayor calidad, se mantienen algunos platos tradicionales como las papas arrugadas y la tortilla de patatas o los clásicos perrito caliente y sándwich mixto de jamón york y queso, a los que se suma un delicioso emparedado de salmón con queso crema y pepinillo. El sándwich vegetal se transforma en bocadillo con lechuga, tomate, atún, huevo duro y mahonesa, formato en el que también se ofrece en la nueva etapa el crucial de jamón ibérico con tomate y, en un guiño a la gastronomía canaria, uno de queso semicurado y mojo verde. La carta de ensaladas, que incluía tres alternativas: mixta, de pasta y césar, se enriquece con una cuarta opción: la de quinoa, el cereal de moda rico en proteínas. La pizzeta también ha sobrevivido a la renovación, completándose la selección con fruta preparada y bollería.

 

Alójate en el Parador

 

El cambio de la oferta del snack bar se enmarca también dentro de un alineamiento con la estrategia que está tomando la empresa hotelera pública para cumplir con los ODS establecidos en la Agenda 2030 y, en concreto, con la eliminación de los plásticos no reciclables. De acuerdo a estos objetivos se ha procedido a la retirada de todos los envases y recipientes de plástico de un solo uso que se han sustituido por nuevos envases de cartón y PLA, opción de 100% ecológica. Esta inexcusable decisión supondrá que en un año se dejarán de consumir 175.000 envases de plástico, equivalentes a cinco toneladas de este contaminante material.