Recetas de Paradores: judiones de La Granja

Hoy os traemos una receta perfecta para combatir el frío invierno y saborear un producto con marca de calidad: los Judiones de La Granja. Toma nota de los ingredientes y tiempos de preparación de un plato contundente, muy sabroso y perfecto incluso como plato único a la hora de comer. Es uno de los platos que más éxito tiene en nuestro restaurante Especia del Parador de La Granja y  en el restaurante Marmitia del Parador de Segovia porque es perfecto para recuperar fuerzas tras un intenso día de turismo en estos dos lugares.

Judiones Paradores

Venga, anímate y prepara esta receta en tu cocina con los pasos que te vamos dando.

¿Qué ingredientes necesitamos para elaborar los Judiones de La Granja?

  • 400 g- Judiones (obviamente, es el ingrediente principal) 
  • 100 g - cebolla
  • 2 ud - dientes de ajo
  • 100 g - pimiento verde
  • 100 g - tomate natural
  • 100 g - chorizo
  • 100 g - codillo de jamón
  • 200 g - oreja de cerdo 
  • 1dl - aceite
  • c/s - sal
  • c/s - laurel, pimentón y sal
  • c/s - guindillas en vinagre y cebolleta tierna

¿Qué pasos tengo que seguir? 

Antes de empezar con el despliegue de ingredientes recuerda que has de poner en durante 8 horas en remojo en agua fría los judiones. Puedes aprovechar algún rato para ir limpiando y cortando las verduras en dados pequeños y tener en un plato aparte el chorizo, el codillo y la oreja.

Transcurrido este tiempo retira el agua del remojo de los judiones y añadir de nuevo agua fría. Es hora de que añadas a la cazuela los ingredientes que tenías reservado en un plato (chorizo, codillo y oreja) y lo riegues con un chorrito de aceite. Importante, la coción ha de ser suave y progresiva con la cazuela tapada, no des golpes de calor repentinos pensando que así se cocinará todo antes. El tiempo que llevará esta parte del proceso será entre 1 hora y 1 hora y media dependiento de la calidad de los judiones que hayas escogido.

Es el momento de preparar las verduras para añadirlas a la cazuela: para ello hay que hacer un sofrito, añadir parte del caldo de la cocción de los judiones y, una vez hecho esto, triturar el resultado y añadirlo, ahora sí, a la cazuela. Coge una cuchara y prueba para comprobar que tiene el gusto correcto y si es necesario añadir sal, corrige añadiendo pellizco a pellizco. 

Ahora una última cocción durante 5 minutos y saca la oreja, el chorizo y el codillo para ponerlo como guarnición en el plato. Resérvalo en una fuente aparte. 

Una recomendación: deja reposar los judiones durante 24 horas para que alcance un sabor perfecto.

¿Cómo se recomienda servir este plato?

En pucherote de cerámica con tapa sobre plato trinchero, acompañar de unas guindillas de calidad en vinagre y una cebolleta tierna. ¡Y a disfrutar!