Tiramisú, versión de andar por casa de Pablo Muñoz (Chef del Parador de Chinchón)

El chef del Parador de Chinchón, Pablo Muñoz, se ha propuesto dulcificaros el confinamiento elaborando una versión "de andar por casa" de uno de los postres de cuchara fríos italianos más universales: el tiramisú.

A falta del habitual mascarpone, tras una inspección de su nevera, ha apostado por queso fresco y nata para preparar la crema, mientras unas magdalenas le han servido para realizar la base y la capa esponjosas de este dulce, que se emborrachan en café y amaretto. Y si no disponéis del tradicional licor transalpino de almendra amarga, no os preocupéis porque hay alternativas. ¡Avanti!

 

Pablo Muñoz, chef de Chinchón

 

Ingredientes 2 a 4 personas:

 

Utilizaremos la tarrina de queso fresco como unidad de medida

  • 1 tarrina de queso fresco 250 g
  • 1 tarrina de nata para montar
  • ½ tarrina de azúcar
  • 1/2 chupito de amaretto ( de no tener utilizaremos cualquier otro licor de frutos secos)
  • Dos magdalenas grandes
  • Una taza de café solo
  • Una cucharada sopera de cacao puro en polvo
  • Unas fresas cortadas para decorar (o cualquier otra fruta de temporada).

 

 Ingredientes tiramisú

 

Elaboración:

Poner el queso fresco con un poco de nata, el azúcar y el amaretto en el vaso de la batidora y lo batimos todo hasta que quede homogéneo.

Disponer la mezcla anterior en un bol y añadimos el resto de la nata muy muy fría. Montamos con una varilla. Tiene que quedar bien montado para que no se baje. Reservamos en el frigorífico.

Con un molde redondo cortamos la magdalena y loncheamos con un cuchillo de sierra haciendo discos con ella para montar nuestro tiramisú.

Ponemos la mezcla de queso que hemos montado anteriormente y la teníamos en frío en una bolsa de congelación. Le cortamos un piquito con una tijera para hacer una manga pastelera casera.

Para el montaje del tiramisú cogemos un disco de la magdalena y lo emborrachamos con el café solo que teníamos reservado con la ayuda de una brocha.

 Con nuestra manga pastelera ya rellena de la crema de queso vamos poniendo puntos de crema en el disco.

Para el montaje del postre debemos tener dos discos con puntos de crema. Con mucho cuidado poner uno encima de otro para que nuestro postre tenga dos capas de discos de magdalena y dos capas de crema. Tiene que terminar con la capa de crema.

 Por último, y con la ayuda de un colador fino, espolvoreamos un poco de cacao puro en polvo.

Utilizamos unas fresas cortadas para decorar o cualquier otra fruta de temporada que tengamos por casa.

 

Tiramisú