Un fantasma en mi habitación… los misterios de Paradores

Edificios con siglos de historia, palacios, castillos, monasterios que a lo largo de los siglos han sido morada de personajes ilustres y escenario de historias de pasión, de momentos históricos y origen de misterios y leyendas. En Paradores tenemos algún que otro destino en el que, además de la mejor gastronomía y hoteles con encanto en lugares increíbles, es posible que te encuentres alguna que otra sorpresa durante tu estancia. ¿Te atreves a seguir leyendo? ¡Nos vamos de ruta por los secretos de los Paradores de Limpias, Cardona, Olite y Jaén.

Los tres fantasmas del Parador de Limpias.

Parador de Limpias

En la nebulosa Cantabria surgen en cada recoveco historias sobre fantasmas, es el caso del Parador de Limpias donde encontrarás tres habitantes que no han querido abandonar este edificio de finales del siglo XIX. Margarita, su hijo y uno de los sirvientes de Manuel de Eguilior, quien encargó la construcción de este edificio y que, además, era el tío de Margarita siguen presentes hoy en el edificio, según nos cuentan.

Esta joven aficionada al piano dejó este mundo a los 29 años tras sufrir una pulmonía, temprana edad para abandonar este mundo, por lo que parece ser que optó por seguir en espíritu recorriendo los pasillos del hoy Parador de Limpias.

Leyenda o relidad lo cierto es que, tras consultar una y otra vez en Paradores aún no hemos conseguido encontrar señales de estas tres presencias así que, si te dan miedo los fantasmas puedes alojarte con toda la tranquilidad. Y si por casualidad coincides con Margarita, pídele que te toque una sonata en el piano.

La lámpara que nunca se apaga en el Parador de Olite.

Parador de Olite

En Navarra tenemos a un príncipe que está tan encantado con el retrato que cuelga de una de las paredes del Parador de Olite que no permite que se apague la lámpara que ilumina su estampa. Aunque se vaya la luz en el edificio su imagen sigue bajo el foco, es su modo de decir, aquí estoy yo y este es mi palacio. Por lo demás es un fantasma de lo más tranquilo, no molesta a nuestros visitantes y se muestra discreto y respetuoso con su descanso.

 Muebles con vida propia en el Parador de Cardona.

Parador de Cardona

Si te alojas en este Parador ten cuidado con la habitación 712, parece ser que durante un tiempo los muebles optaron por tener vida propia y, cada noche, se movían hasta quedar muy juntitos en el centro de la misma. Los sustos que se llevaban las camareras eran terribles, aunque parecer ser que, en estos momentos, la cosa está más tranquila y la decoración se queda en su sitio. El enclave de este castillo medieval es único y, en las noches de luna llena, las sombras parecen cobrar vida, ¿te atreverás a pasar una noche aquí?

Cita con un fantasma que cambia de apariencia en el Parador de Jaén

Parador de Jaén

El Parador de Jaén Castillo de Santa Catalina es, posiblemente, el único establecimiento de la red que en su historia cuenta con una reclamación por la existencia de un fantasma en la habitación 22. Al parecer, una noche un cliente fue arrancado de su sueño por el ruido de golpes en su puerta y las voces de una mujer. En 1.984 un equipo de parasicólogos realizó un estudio en lugar y llegó a la conclusión de que esas voces no podías ser de otra persona que las de una joven que murió de mal de amores siglos atrás.

Pero no es el único inquilino incorpóreo del Parador: en Jaén cuentan con la presencia del conocido como “Terrible Lagarto”, prisionero del castillo que murió de hambre durante su cautiverio. Ahora se pasea tranquilamente por los salones y aprovecha las tardes de sobremesa para adoptar la forma de los clientes del Parador. No es peligroso pero si alguna vez notas que la persona con la que estás hablando no recuerda algo que le acabas de contar es posible que, justo en ese momento, su cuerpo se encontrara ocupado por el antiguo prisionero.

Ahora ya lo sabes, en Paradores tenemos, además de destinos únicos, la mejor gastronomía y edificios singulares, algún que otro inquilino que ha decidido permanecer con nosotros a través de los siglos. ¿Te atreverás a intentar descubrir si lo que cuentan las leyendas es cierto? ¡Reserva aquí tu misterio favorito y, cuéntanos si te encuentras con alguno de sus extraños moradores!