Pedro Pablo Rubens

Pedro Pablo Rubens
Siegen, Alemania 1577 - Amberes, Bélgica 1640

Pedro Pablo Rubens es considerado por la Historia del Arte uno de los más importantes y prolíficos artistas del siglo XVII. Su formación humanista, su gran nivel cultural y su dominio de varios idiomas, hicieron de él un hombre de éxito, presente siempre en los círculos intelectuales y aristocráticos de la sociedad de su tiempo. Por este motivo  encabezó varias misiones diplomáticas tras su servicio de ocho años en Italia como pintor de corte del duque de Mantua, una experiencia que le permitiría entrar en contacto con otras cortes europeas.

En Amberes se estableció como pintor de corte de los Archiduques Alberto de Austria e Isabel Clara Eugenia, además de recibir multitud de encargos de grandes personalidades y mecenas de su tiempo como el rey Felipe IV.

Su pintura sobresale por su dinamismo y movimiento. Obras de gran colorido con profusión de figuras y elementos, en las que cabe destacar la carnalidad de las figuras, musculosas cuando son masculinas, frente a las femeninas, de formas voluptuosas y gran sensualidad.

El Parador de Hondarribia acoge en su salón de tapices una serie de seis tapices flamencos, realizados a partir de cartones de Pedro Pablo Rubens que narran episodios sobre la vida de Aquiles. 

Autorretrato Rubens