Vive la Historia. Parador de Mérida

Sobre el antiguo pretorio romano, junto al arco de Trajano, un convento barroco sorprende por su blanca sencillez. El parador de Mérida, uno de los primeros de la Red se instaló allí por la importancia turística de la ciudad y por su milenario pasado visible en los distintos rincones del edificio.

Container

Ficha Técnica
Categoría: 
Convento
Fecha: 
1933
Arquitecto: 
Antonio Gómez Millán y Eladio Laredo
BIC: 
Conjunto Histórico
EL EDIFICIO

El antiguo Convento de Jesús, actual parador, se construyó en 1725 para cubrir la necesidad de conventos y hospitales en una ciudad asolada por las guerras con Portugal y las epidemias. El convento-hospital fue administrado por los Hermanos de la Orden Hospitalaria de Jesús Nazareno hasta su desamortización en 1839 cuando pasó a ser de propiedad municipal y destinado a diversos usos hasta que, en 1933, fue inaugurado como parador de turismo con apenas veintisiete habitaciones. Constructivamente es un edificio de barroco clasicista por lo que su fachada lejos del recargamiento de ese estilo sorprende por su limpia sencillez solo rota por una puerta enmarcada por pilastras bajo un frontón triangular, óculos cuadrilobulados y dos escudos de piedra: uno, el de la orden hospitalaria, el otro que señala que el convento fue de patronato real. Sobre ella, dos espadañas muy visibles desde la plaza que sirve de acceso al parador. En el interior, el convento contaba con una iglesia situada junto a una espaciosa enfermería, celdas, una gran cocina, amplios corredores, claustro y huerto. El edificio actual ha conservado, aunque transformados, los principales elementos aunque hubo que ampliar y crear pabellones nuevos que modificaron zonas secundarias del edificio.

Parador de Mérida
LA VÍA DE LA PLATA

El más importante yacimiento romano de España lleva atrayendo a curiosos y turistas desde principios del siglo XX. Su magnífico teatro la ha convertido en una de las capitales escenográficas nacionales. El parador se inauguró coincidiendo con la primera obra representada en el Festival de Teatro Clásico en 1933 y fue todo un acontecimiento nacional. Para vincularlo con el pasado de la ciudad se le bautizó como Vía de la Plata, en recuerdo al importante camino romano con trazado sur-norte que transcurría por el oeste peninsular y que unía Mérida con Astorga. Según los arqueólogos su nombre nada tiene que ver con el metal sino con el árabe “BaLaTa” (losa, ladrillo) por lo que deberíamos traducirlo como “camino enlosado”.

Antigüedades del Parador Merida
EL JARDÍN DE ANTIGÜEDADES

Situado en el antiguo huerto y en el acceso al claustro se encuentra este jardín creado a mediados del siglo XVIII por miembros de la comunidad preocupados por el estado de dispersión y abandono de algunas piezas arqueológicas. Fue una de las primeras colecciones públicas de Mérida, germen del museo que se instaló en Santa Clara, precedente del actual MNAR.

TAMBIÉN LE GUSTARÁ
  • Conjunto arqueológico de Emerita Augusta
  • Museo Nacional de Arte Romano
  • Puentes sobre el Guadiana
Mérida