Bodegón - Juana Francés

Textura y materia

Las obras de Juana Francés son reconocibles por un característico aspecto matérico. Texturas que la artista consigue a través de distintas técnicas. El rasgado del “grattage”, el “frottage” o la superposición de varias capas pictóricas, dan lugar a cuadros de fuerte aspecto rugoso en los que las texturas ganan protagonismo.

Como en este bodegón, sus escenas suelen ser interiores en el que los objetos se disponen sobre fondos neutros. La artista utiliza gamas de colores sobrios y los contrapone con colores planos, más vivos, creando fuertes contrastes.

La sencillez de sus escenas y objetos tiene algo de infantil o primitivo. Las figuras de Juana Francés tienen gran sensación de volumen y rotundidad. La colocación de los objetos sobre mesas ligeramente descentradas provoca además una extraña perspectiva.

Bodegón, Juana Francés. Parador de Santiago