Espacio construido a partir de un Barroco retrato de Familia - Julián Casado

En el Parador de Segovia se ubica también la segunda versión de “Espejo Barroco. Aproximación a las Meninas”. La interpretación del tema por Julián Casado abarca ya todo el espacio del cuadro de las Meninas.

En esta pintura su teoría alcanza ya grandes niveles de depuración, una obra meditada y precisa, en la que la sencillez de sus cuadros es superada por la complejidad de la técnica que emplea. En ella utiliza figuras geométricas, simples pero perfectas y la luz y el espacio se funden a través de infinitas gradaciones que consigue mezclando y combinando pacientemente colores, gota a gota.

Tomando como base las líneas, las cubre sistemáticamente de color, obteniendo por resultado sutiles gradaciones que atrapan e introducen de lleno al espectador en el cuadro. El resultado es un trabajo minucioso que se traduce en un juego de luces y sombras, reflejos, tonalidades, transparencias, destellos… que inundan el lienzo de claridad y luminosidad, como si de una ventana abierta al infinito se tratara.

Espacio construido a partir de un Barroco retrato de Familia - Julián Casado