Paisajes Flamencos del Siglo XVI en León

El paisaje imaginado

En el Parador de León destacan por su peculiaridad dos grandes paisajes flamencos del siglo XVI. A pesar de que su autoría no está atribuida, las características del paisaje nos llevan directamente al círculo del pintor belga Cornelys Massys (Amberes, h. 1510-1556/ 1557).

El paisaje es típicamente flamenco, la perspectiva es alta y el horizonte extenso y lejano. Son paisajes muy creativos, de brillantes colores, que oscilan entre realidad e imaginación del artista, a través de arquitecturas fantásticas que tienden a la verticalidad y se desperdigan por el paisaje. La presencia humana -a través de pequeños personajes- es secundaria, mientras que el protagonismo de la naturaleza es indiscutible. Grandes y exuberantes paisajes resueltos con detallismo. En los paisajes de León, el estilo de las nubes y las rocas puntiagudas son muy cercanas a la estética de los grandes paisajistas flamencos del renacimiento.

Cornelys Massys fue discípulo de Joaquim Patinir (Dinant, h. 1480-Amberes, 1524) , quien mantuvo una estrecha relación con el padre de éste, el también pintor Quinten Massys (Lovaina, 1466-Amberes, 1530), unos de los más importantes del siglo XVI. De hecho los expertos han confundido en ocasiones la atribución de sus pinturas. Los paisajes del Parador de León están directamente influenciados por los de estos pintores flamencos, con los que la comparación es inevitable. 

Paisajes flamencos del Parador de León