Ruta de Cáceres, Parque Nacional de Monfragüe y Jarandilla

Un recorrido por el patrimonio histórico y natural de las tierras extremeñas.

Día 1
Salida. Domingo.
Cuando uno llega a esta ciudad siente que es una ciudad irrepetible. Un conjunto arquitectónico y urbano único en el mundo configurado, entre otros edificios y monumentos, por la Muralla Romana (S. I), la Muralla Árabe (S. XII), la Torre de Bujaco, el Palacio Episcopal (S. V), los Palacios de Mayorazgo, de la Generala, de los Golfines de Arriba o casas señoriales como Casa de los Becerra, Casa del Mono, Casa de Carvajal. No hay que olvidar visitar la Concatedral de Sta. María. Tu visita será también irrepetible en esta ciudad.
Día 2
Lunes.
Plasencia es un regalo de las tierra extremeñas, un preciado presente para disfrutarlo visitando lugares como la Catedral Nueva y la Catedral Vieja. El entorno de las Catedrales ofrece bellos rincones. La Plaza Mayor, con su agitada vida, el Palacio Episcopal, los Palacios de los Marqueses de Mirabel, de Carvajal-Girón, de las Torres o el Convento de San Vicente Ferrer son otros lugares de especial interés en la ciudad. Si tienes oportunidad no dejes de acercarte al Parque Nacional de Monfragüe con un patrimonio natural y paisajístico de indudable valor.
Día 3
Martes.
El Parador de Jarandilla, de una monumentalidad y belleza inigualables, es un punto de partida muy especial para conocer lugares como el Monasterio de Yuste, monasterio en el que paso sus últimos días el Emperador Carlos V. También es interesante visitar parajes naturales como la Garganta de la Olla. Otra visita recomendable son los Pueblos de la Vera, entre ellos destacan Valverde y Villanueva.