Ruta de la Costa de la Luz

Esta ruta recorre el litoral peninsular por el que discurre una amalgama de paisajes y ciudades salpicada de historia y de leyenda por las aguas del Atlántico.

Día 1
Salida. Domingo.
La antigua Yazira Qadis: "isla o península de Cádiz". Para verla en todo su esplendor lo mejor es subirse a la Torre Tavia. Desde aquí se abren las Puertas de Tierra, portal de entrada a la ciudad amurallada. A vuelo rasante se ve la cúpula de la Catedral de Cádiz.

La playa de la Caleta es el horizonte de Cádiz, abierto e infinito. Está regida en un extremo por el Castillo de Santa Catalina y en el otro por el de San Sebastián, sobre una antigua torre musulmana que se levanta, a su vez, sobre un templo dedicado a Kronos. Imprescindible es la visita al Museo de Cádiz.
Día 2
Lunes.
Desde la desembocadura del río Tinto hasta la Torre del Loro se encuentra enclavada la playa de Mazagón que ocupa una franja de 10 km. de doradas arenas que discurren paralelas a un acantilado cuaternario.

Hay que destacar el Parque Natural de Isla Cristina. Este paraje natural se sitúa entre los municipios de Ayamote e Isla Cristina. Se trata de un conjunto de marismas, que están junto al estuario de los ríos Carreras y Guadiana. A esto hay que añadir el agradable clima que se puede disfrutar a lo largo de todo el año y la proximidad a Portugal.
Día 3
Martes.
Ayamonte es la última etapa de esta ruta por la Costa de la Luz, un lugar para el descanso y el relax donde poder disfrutar de la desembocadura del río Guadiana, playas como Isla Canela o Punta del Moral, bellas playas donde las dunas caracterizan el paisaje y su entorno, creadas por las corrientes marinas y el ciclo de mareas.