Ruta de los Vinos de Álava, Rioja y Navarra

Bodegas tradicionales y vanguardistas en una ruta entre vides. Vive el vino en una de las DO más universales y conoce los vinos navarros

Día 1
Salida. Domingo.
El Parador de Argomaniz es un confortable establecimiento desde el que emprender un corto viaje para conocer la comarca por la que discurre la ruta del Vino de Rioja Alavesa. Esta está situada al margen de la ribera del Ebro y protegida por la vertiente sur de la Sierra de Cantabria. La Rioja Alavesa-Laguardia está integrada por municipios vinculados tradicionalmente a la cultura del vino, que conservan aún el encanto de las villas medievales levantadas entre viñedos y atesoran un vasto patrimonio natural, arqueológico y artístico. Arquitectos de renombre dejan su inconfundible sello en el diseño de las nuevas bodegas. Es el caso de Frank Gehry, con Marqués del Riscal, en Elciego; de Santiago Calatrava con Ysios, en Laguardia: y de Iñaki Aspiazu, con Bodegas Baigorri, en Samaniego.
Día 2
Lunes.
La población de Santo Domingo es un excelente punto de partida para conocer la Rioja Alta y todo su valor y patrimonio vitivinícola, famoso en todo el mundo. Es recomendable conocer la Bodega-Museo Ontañón (Logroño), la Estación Enológica de Haro (Haro), el Museo de la Cultura del Vino Vivanco (Briones), así como algunas Bodegas de la Rioja Alta que pueden ser visitadas o realizar la ruta de la "Arquitectura del Vino" (Gehry, Calatrava, Moneo, etcétera). En Santo Domingo podrá descubrir la Torre Exenta, la Catedral (Retablo Mayor, Mausoleo del Santo, Gallinero, Claustro) o cercano a la población San Millán de la Gogolla, el Monasterio de San Millán de Yuso y el Monasterio de San Millán de Suso.

NOTA:El Parador de Santo Domingo Bernardo de Fresneda cesa su actividad de restauración, por lo que para aquellos clientes que reserven ruta en media pensión, el servicio se prestará en el cercano Parador de Santo Domingo de la Calzada (800 mts.)
Día 3
Martes.
Cuando uno llega a Olite y ve su silueta sobre el horizonte siente que todavía queda mucho por descubrir. La villa nos brinda la oportunidad de conocer el Palacio de los Reyes de Navarra, la Iglesia de Sta. María la Real, Iglesia de San Pedro Apóstol, la Plaza de Carlos III. El mundo del vino podrá descubrirlo en el Museo del Vino y la Viña de Navarra que se encuentra situado en la misma bella plaza donde está emplazado el Parador. En la población de Olite son de interés las Bodegas de Piedemonte, Marco Real y Bodega Ochoa.