Ruta de los Vinos de Rueda y Toro

Descubre la villa de Rueda, que da nombre a la Denominación de Origen de Rueda, centro neurálgico de la actividad vitivinícola.

Día 1
Salida. Domingo.
La Denominación de Origen Rueda, aunque productora de vinos blancos, rosados y tintos, se ha ganado un hueco en el panorama vitivinícola español gracias a la variedad blanca verdejo, causa del potencial aromático de sus blancos.

La villa de Rueda, que da nombre a la Denominación de Origen, es el centro neurálgico de la actividad vitivinícola. En ella se encuentra la sede del Consejo Regulador y la de la Estación Enológica de Castilla y León.

Muy cerca está Serrada, así como Nava del Rey que se suma a la lista de municipios amparados por la D.O. Tordesillas, la ciudad del Toro Vega y en cuyas Casas del Tratado se firmó el documento que dejaba dividido en dos partes el nuevo mundo, tiene mucho que ofrecer y descubrir al viajero. Muy cerca se encuentra el Espacio Natural de las Riberas de Castronuño-Vegas del Duero-, entre los términos municipales de Pollos, Castronuño y Villafranca de Duero.
Día 2
Lunes.
La Denominación de Origen Toro se enmarca dentro de la comarca zamorana que el Duero divide al norte en Tierra del Pan y, al sur, en Tierra del Vino. La importancia del viñedo se manifiesta en pueblos zamoranos como Venialbo, El Pego, Valdefinjas y Sanzoles, entre otros, se conservan buenos restos de arquitectura popular de bodegas, que demuestran la antigua vinculación de toda la comarca a esta actividad.

Lo mismo ocurre con los términos de Valladolid como Pedrosa del Rey y Villafranca de Duero. Toro es la capital de estos vinos y donde se encuentra la sede del Consejo Regulador. Todas las laderas al paso del caudaloso río están pobladas por numerosas viñas.

La villa conserva parte de su castillo, así como las puertas de la Corredera y el Arco del Reloj, del siglo XVIII. Además de todo esto hay que añadir los innumerables atractivos de la ciudad de Zamora de gran belleza y monumentalidad.
Día 3
Martes.
Tras unos días descubriendo el mundo del vino, camina hasta el centro de la Plaza Mayor, de estilo barroco, (S. XVIII) y abra los ojos y déjate seducir por su belleza y armonía.

Punto vivo de la ciudad, desde aquí inicie el viaje a esta ciudad y descubre entre sus muchos monumentos la Casa de las Conchas (S. XV), la Catedral Vieja (S. XIII), Catedral Nueva (Del S. XVI al S. XVIII) o la Universidad (S. XVI), sus numerosas iglesias, palacios, archivos. La capital salmantina es un tesoro monumental. Una ciudad donde el bullicio universitario palpita en su incesante actividad cultural.

En los alrededores se encuentra la comarca de la Armuña (Castellanos de Villiquera, Monterrubio, Gomecello, La Velles) famosa por sus legumbres y por donde pasa la Ruta de la Plata hacia Zamora. Al sur, se encuentran Arapiles y Mozarbez. Ledesma es otra población de interés histórico monumental que se enmarca en la dehesa salmantina.