Ruta del Legado Andalusí II

Adéntrate en la historia y la cultura de Al-Ándalus. 

Días 1 y 2
Domingo y Lunes.
Fue en época árabe cuando Úbeda adquirió entidad como núcleo de población. Abderrahman II fundó la ciudad de Ubbadat al-Arab. En el 852 se hizo amurallar y durante los siglos XI Y XII fue sucesivamente conquistada por almorávides y almohades. Pero Ubeda, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es la localidad de Jaén de mayor riqueza monumental, destacando por encima de todo por encerrar lo mejor del renacimiento Andaluz, con edificios como la Sagrada Capilla de San Salvador y el Hospital de Santiago, Palacio de las Cadenas y la iglesia de Santa María de los Reales Alcázares.
Días 3 y 4
Martes y Miércoles.
En nuestro camino de Ubeda a Cazorla mares de olivos saldrán a nuestro encuentro. Los musulmanes fueron conscientes de las posibilidades del llamado "oro verde" para su cada vez más refinada gastronomía. En Cazorla nos daremos un auténtico baño de naturaleza al visitar el Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas, con lugares como el Centro de interpretación de Torre del Vinagre, el Castillo de Iruela o el Parque Cinegético "Collado del Almendral". Este es un espacio natural de gran belleza que nos sorprenderá en cualquier época del año con bellos paisajes. En Cazorla, dentro de su atrayente casco histórico, es interesante visitar en el Castillo de la Yedra el Museo Artes y Costumbres del alto Guadalquivir.
Día 5
Jueves.
Granada es como un cuento oriental a los pies de Sierra Nevada, último reducto de los Nazaríes, y meta de las Rutas de Al-Andalus. Granada debe al periodo musulmán buena parte de su urbanismo y también el ser una de las ciudades más bellas del planeta. Y dentro de la ciudad, La Alhambra, es un regalo para los sentidos, y el agua, la luz, sus jardines y el arte que encierra su máxima expresión. Pero Granada es también la belleza del Albaycín, las calles que constituían el foco comercial de la medina granadina. Sin embargo, los rotundos volúmenes de la Catedral, el palacio de Carlos V, y de los edificios de trazas góticas, renacentistas y barrocas, que proliferan por sus calles delatan ya las otras vertientes de Granada, ciudad marcada por el mestizaje.
Días 6 y 7
Viernes y Sábado.
Córdoba fue el sueño hecho realidad de los Califas, capital del califato Omeya y centro de la sabiduría de Occidente musulmán durante dicho periodo. En esta ciudad y sus proximidades podemos descubrir todo el esplendor de esta cultura en monumentos y lugares como a Mezquita-Catedral, Medina Azahara. También es de destacar la Sinagoga, las murallas de la ciudad, el puente romano, las caballerizas reales... o museos tan interesantes como el Museo Julio Romero de Torres, el Museo Arqueológico, el Museo Taurino o el Museo de Bellas Artes. Perderse en los bellos rincones de Córdoba es un placer para todos los sentidos, la ciudad muestra uno de los entramados urbano más complejos y ricos de la ruta, con espacios llenos de embrujo y sensualidad.