Ruta del Maestrazgo

Esta ruta recorre los territorios que durante la Edad Media se incorporaron al Reino de Aragón gracias a la labor de diferentes Órdenes Militares. Su profundo legado histórico es uno de los elementos que constituye su identidad cultural y que mejor te ayudará a descubrir esta singular comarca.

Días 1 y 2
Domingo y Lunes.
La comarca del Maestrazgo dispone de un luminoso frente litoral en el que se diluyen las montañas y sierras que encierra el maestrazgo interior. Benicarlo es un buen punto de partida para conocer esta agradable costa conociendo lugares cercanos como Peñiscola, donde domina la población el castillo del Papa Luna que parece volar sobre el mar, y sobre la parte antigua de la población. Hacia el interior podemos visitar la zona de Els Ports-Maestrat destacando la bella población de Morella, numerosos monumentos civiles y religiosos reflejan la historia de esta población.
Día 3
Martes.
La población de Tortosa está situada en las tierras que rodean el último tramo del río Ebro hasta su desembocadura, donde forma el amplio delta del Ebro, Parque Natural con un paisaje de gran belleza y singularidad, una de las zonas húmedas más importantes del Mediterráneo occidental. Tierra adentro, la zona montañosa de los Ports, también Parque Natural, y las sierras de Pàndols y de Cavalls: testigos de la última gran batalla de la guerra civil. La ciudad de Tortosa, de larga tradición histórica, tiene un rico patrimonio monumental, comenzando por el edificio donde está situado el Parador, encumbrado sobre un cerro, el recinto árabe de La Suda. También destacan de la época gótica el palacio episcopal, la casa-palacio Despuig, el palacio del Marqués de Bellet, el palacio Oliver de Boteller; el convento, la iglesia y el claustro de Santa Clara, el Portal del Romeu, y la Lonja. De época renacentista, son dignos de ver los Reales Colegios, la iglesia de Sant Domènec y el palacio de Capmany i Vallcabra. También hay algunas notables obras modernistas, como el mercado, el parque y el matadero municipales, las casas Grego,
Días 4 y 5
Miércoles y Jueves.
En la comarca del Bajo Aragón, los comendadores de la Orden de Calatrava residieron durante varios siglos en su castillo, el cual se alza sobre una colina dominando la ciudad y donde hoy se ubica el Parador de Alcañiz. En Alcañiz destacan la Torre del Homenaje ( s. XII) con sus pinturas góticas murales del s. XIV, los pasadizos medievales, el conjunto monumental de la Plaza de España formado por el Ayuntamiento (s. XVI), la lonja gótica (s. XIV) y la Iglesia Parroquial Sta María la Mayor (s.XVIII). Alcañiz es un buen punto de partida para visitar la "Comarca del Matarranya" con sus pueblos medievales de Valderrobres, Calaceite y el Parque Natural del Parrisal en Beceite, así como el cercano maestrazgo con su serranía de altos paisajes y bellos pueblos como Mosqueruela, La Iglesuela del Cid, Cantavieja o Mirambel. El Maestrazgo turolense está configurado por un amplio abanico de paisajes, vertebrados por el río Guadalope y sus afluentes, donde se suceden sierras, barrancos, vegas, parameras y bosques frondosos.
Días 6 y 7
Viernes y Sábado.
Teruel es hablar de Mudejar, de un bello legado cultural y monumental que ha pervivido a lo largo de los siglos y también es hablar de los Amantes de Teruel. El mudéjar de Teruel bebe en la tradición islámica aragonés destacando la torre de la Catedral, la torre de San Pedro, la torre de San Martín, la torre de San Salvador y la torre de la Merced... No hay que dejar de visitar la bella techumbre de la catedral de gran belleza y armonía. Por todo ello, el mudéjar de Teruel, espejo del mudéjar hispánico, ha sido reconocido justamente por la UNESCO como patrimonio de la humanidad. También en Teruel existe otros atractivos como el parque temático dedicado al mundo de los dinosaurios denominado Dinopolis (no abre al público todo el año, consultar en recepción ) que es de especial interés tanto para los adultos como para los niños. También es interesante visitar el mausoleo de los Amantes de Teruel.