Ruta del Vino de Rioja y Navarra

Déjate atrapar por la ancestral cultura vitivinícola del territorio riojano y navarro y goza de su riqueza patrimonial histórico-artístico.

Día 1
Salida. Domingo.
Rioja es sinónimo de vino y en esta tierra esta cultura es una forma de vida que podrás experimentar si la visitas. Iniciamos viaje en la histórica Calahorra y sus vestigios romanos, donde es recomendable visitar la Catedral de Calahorra y el Palacio Episcopal. Constituye el punto de partida ideal para conocer La Rioja Baja embarcándose en la también conocida como Ruta del Vino Rioja Oriental. En Aldeanueva del Ebro puedes visitar el primer Museo Del Vino, ubicado en la Ermita de Nuestra Señora del Portal, o fantásticas bodegas donde se elaboran los exquisitos caldos, como Bodegas Viña Herminia o la Bodega Torres Librada, ésta en Alfaro (Alfaro). Son además muy recomendables la ruta del Románico, donde destacan dos entornos cercanos la ruta Estella (45km) y la ruta de Nájera (65km), así como la ruta de los Dinosaurios (30 km), que reúne más de 40 yacimientos de icnitas (huellas fosilizadas).

Rioja es tierra de vinos, un lugar privilegiado donde este producto alcanza su máxima expresión. En las cercanías de Calahorra podrás conocer las Bodegas de la Rioja Baja como la Bodega Torres Librada (Alfaro) o la Bodega Rioja Baja: Bodegas Viña Herminia (Aldeanuela del Ebro). En Calahorra es recomendable visitar la Catedral de Calahorra y el Palacio Episcopal.

Las verduras calagurritanas de temporada, la carne de cordero y las frutas, regados con buen vino riojano, harán de su estancia algo inolvidable.

Y si tienes tiempo para el relax, a tan solo 30 kilómetros puedes disfrutar en las pozas de Arnedillo de relajantes aguas termales naturales.
Día 2
Lunes.
Cuando uno llega a Olite y ve su silueta sobre el horizonte siente que todavía queda mucho por descubrir. La villa nos brinda la oportunidad de conocer el Palacio de los Reyes de Navarra, la Iglesia de Sta. María la Real, Iglesia de San Pedro Apóstol, la Plaza de Carlos III. El mundo del vino podrás descubrirlo en el Museo del Vino y la Viña de Navarra que se encuentra situado en la misma bella plaza donde está emplazado el Parador. En la población de Olite son de interés las Bodegas de Piedemonte, Marco Real y Bodega Ochoa.
Día 3
Martes.
La población de Santo Domingo de la Calzada es un excelente punto de partida para conocer la Rioja Alta y todo su valor y patrimonio vitivinícola, famoso en todo el mundo. Es recomendable conocer la Bodega-Museo Ontañón (Logroño), la Estación Enológica de Haro (Haro), el Museo de la Cultura del Vino Vivanco (Briones), así como algunas Bodegas de la DOC que pueden ser visitadas o realizar la ruta de la "Arquitectura del Vino" (Gehry, Calatrava, Moneo, etcétera). En Santo Domingo podrá descubrir la Torre Exenta, la Catedral (Retablo Mayor, Mausoleo del Santo, Gallinero, Claustro) o cercano a la población San Millán de la Cogolla, el Monasterio de San Millán de Yuso y el Monasterio de San Millán de Suso.

Por su ubicación en plena Ruta Jacobea, el Parador es un lugar idóneo para practicar turismo rural y deportes como el golf o el senderismo, además de disfrutar de la estación invernal de Valdezcaray.

Los vinos de la zona armonizan a la perfección con la afamada gastronomía riojana que debes probar: Patatas a la riojana, pimientos del piquillo rellenos, bacalao a la riojana, menestra de verduras de la Ribera… sin olvidar unas chuletillas de cordero al sarmiento.

Nota: El servicio de restauración para los clientes que reserven ruta en media pensión se prestará en el cercano Parador de Santo Domingo de la Calzada (400 metros).