El Parador Monasterio de Corias amplía su temporada

29/10/2013
-
Paradores de Turismo de España, S.A.

El Parador Monasterio de Corias amplía su temporada

  • El Parador de Corias amplía su temporada hasta finalizar el año y permanecerá abierto todo el mes de diciembre.
  • Paradores desea mantener y ampliar la sintonía y compromiso hacia el desarrollo turístico de Cangas del Nancea.
  • El cierre por temporada se producirá una vez finalizadas las fiestas de Navidad.

El Parador de Turismo Monasterio de Corias amplia su temporada y permanecerá abierto durante todo el mes de diciembre de 2012, hasta finalizadas las fiestas de Navidad el 6 de enero.

Con el objeto de aumentar la rentabilidad turística del equipamiento y como respuesta a las demandas del equipo de Gobierno de la Ciudad Asturiana, el recientemente inaugurado Parador, aumentará su temporada de actividad, como una de las señas de identidad de la zona y como oferta fundamental en la promoción del occidente asturiano.

La actividad del Parador desde su apertura en el mes de julio, ha sido excepcional, gracias a la oferta de apertura que cuajó muy bien entre los clientes y amigos de Paradores, que llenaron la nueva instalación durante julio y agosto, y dejaron una actividad cercana al 90% en septiembre.

El perfil del cliente ha sido heterogéneo durante los primeros meses, si bien ahora empieza a concretarse, se trata de un turista interesado en disfrutar de la naturaleza y las rutas, con estancias medias de dos días, que disfruta tanto con el atractivo del establecimiento, como con las actividades desarrolladas en colaboración con las asociaciones locales y el Ayuntamiento de Cangas de Narcea para generar un destino turístico.

Monasterio benedictino del s. XI

El Parador de Corias  se ubica en un impresionante Monasterio fundado en 1032 y ocupado por monjes benedictinos. Entre los siglos XII y XIII alcanzó su máximo esplendor, llegando a poseer tierras en la mayor parte del occidente de Asturias e incluso de la vecina provincia de León.

El Parador se asienta íntegramente en las instalaciones del Monasterio. En la planta sótano nos encontramos con restos arqueológicos de la primera construcción y se ha museizado toda esta parte para deleite de sus clientes. Desde las ventanas de sus confortables habitaciones se disponen las mejores vistas al entorno natural de Asturias.

Declarado Monumento Histórico- Artístico Nacional, la planta describe un rectángulo de 8000 metros cuadrados que engloba dos patios. El claustro se desarrolla en torno al patio principal, mediante siete arcos de medio punto en cada ala. La fachada principal está revestida toda ella con piedra de mármol, procedente de Rengos. La Iglesia de amplios espacios al estilo toscano, tiene los muros recorridos por grandes pilastras dóricas planas. Planta de cruz latina, de una sola nave y dos filas de cuatro capillas a cada lado. Destaca sobre todo el gran retablo barroco, que tiene dos bajorrelieves con escenas de la fundación del monasterio.