Parador de Jarandilla de la Vera

Comentarios

Imagen de MARIA
MARIA
11/09/2014
6

Parador muy bonito, limpio...pero el personal de restaurante deja bastante que desear

Imagen de MANUEL
MANUEL
16/06/2014
6

Muy bien situado para ver todo el Valle del Jerte.

Imagen de ANA ISABEL
ANA ISABEL
11/04/2014
6

Le doy un seis por el edificio y sus alrededores pero bajaria mi nota con respecto a la habitacion y el servicio en restauracion.
La carta de menu es muy cortita, bien para un fin de semana a media pension pero un poco escasa. Si te quedas un dia mas tienes que repetir plato y algunos dejan un poco que desear.

Imagen de MONTSERRAT
MONTSERRAT
16/05/2017
5

Fuimos solo a comer. No conozco como hotel. Como restaurante puedo decir que no me gustó nada la comida. El cochifrito malo. El resto, se come normal, ni extraordinario ni baja calidad. Lo mejor la delicadeza y el servicio.

Imagen de MARGARITA
MARGARITA
24/09/2016
5

Parador de Jarandilla de la Vera, espectacular por fuera!! 4*! PERO POR DENTRO, TE PUEDES ENCONTRAR UN ESTROPAJO EN TU BAÑO Y LAGARTIJAS EN LA HABITACIÓN!!! Lo mejor el desayuno!

Imagen de PILAR
PILAR
31/12/2015
5

Al igual que en Plasencia el edificio es impresionante pero sus habitaciones requieren bastante reforma, no tanto el baño.
La comida buena pero no excepcional.

Imagen de ANTÓN
ANTÓN
12/11/2015
5

Demasiado vetusto. Se ve viejo, como abandonado, sus instalaciones necesitarían una urgente reforma.
El edificio en sí, una joya.
El personal de cafetería de 10.

Imagen de MARIA JESUS
MARIA JESUS
20/03/2014
5

He estado durante el mes de marzo me ha parecido espectacular el entorno. Destacar el menu ejecutivo que se deberia aplicar en otros paradores.

Imagen de ROCIO
ROCIO
06/08/2017
4

Me esperaba habitaciones mejores, tenía supletoria de niño y no quedaba casi sitio en la habitación, no tiene acceso a los torreones, nos ha decepcionado en ese sentido.

Imagen de MARIA MERCEDES
MARIA MERCEDES
19/04/2015
4

Hay un empleado de edad en el bar y en el restaurante cuya actitud, diligencia y atención son penosas.
En el bar tuvo problemas para pasar la tarjeta de puntos.
En el restaurante se empeñó por tres veces en que la diese una tarjeta distinta para pagar. No sabía utilizarla y fui yo que le indique que buscase ayuda en otro empleado.

Páginas