Parador de Melilla

Conoce el entorno

Melilla es una ciudad que nació entre murallas naturales, la más grande, el mar. Poco a poco, el tiempo ha ido añadiendo fortificaciones de piedra que son hoy los principales atractivos de la ciudad. Aquí descubrirás la belleza de uno de los lugares de España más desconocidos para los viajeros, y que en tan sólo 12 kilómetros cuadrados ofrece multitud de atracciones. Melilla está muy bien comunida tanto por vía marítima, aérea o terrestre. Sus principales fiestas son el carnaval en febrero, la Semana Santa, la feria de Septiembre y de influencia muslmana el Ramadán, de influencia judía Rosh Hashana y Yom Kippur. 

Qué ver

  • Ciudad vieja
  • Museo Municipal
  • Pinares de Rostrogordo

Qué hacer

Se recomienda vistar Oujda (159 km) para descubrir el típico Zoco y zona de compras, Ras el Ma (71 km) para enamorarse de la zona de charcas saladas y las islas Chafarinas, las ciudades de Alhucemas (175 km) y Nador (12 km). 

Recomendación del experto

  • La ciudad paraíso de la compras
En Melilla vas a encontrar una diversidad de productos, muchos de los cuales no son fáciles de encontrar en la península. Pero sin duda el máximo incentivo para comprar allí son los precios, ya que son mucho más reducidos debido a que no existen aranceles ni IVA. Los objetos de plata y oro son auténticos tesoros en Melilla, así como los productos de joyería, relojería, plumas, etcétera.La zona comercial es conocida como el Triángulo de Oro. También podrás encontrar el típico Zoco africano en su nueva ubicación el Polígono del SEPES. Por último mención especial para el Mercado Central y Mercado del Real, donde sus olores, colores y productos te transportarán al mundo más exótico.


  • El pincho Melillense
Como buena ciudad española los pinchos gustan mucho aquí, aunque por la influencia de las diferentes culturas que conviven en Melilla el típico pincho melillense está acompañado del té de hierbabuena o cus-cus.