Parador de Úbeda

Plaza de Vázquez Molina, s/n 23400 Úbeda Jaén
+34 953750345
Director: Juan Antonio Choza Fernández

En la provincia de Jaén, al oeste de las Sierras de Cazorla y Segura, y bordeando el Guadalquivir, se extiende Úbeda, ciudad Patrimonio de la Humanidad. En el casco histórico, en la plaza renacentista Vázquez de Molina, encontrarás el Parador, Palacio renacentista del siglo XVI.

La arquitectura del lugar te recordará a una ciudad italiana del Renacimiento, pero con el folclore, la artesanía milenaria, la gastronomía y la alegría de Andalucía. La Fachada del hotel esconde un bellísimo patio interior, y algunas de las habitaciones te permitirán contemplar una espectacular panorámica de la plaza.

Solo un pequeño paseo separa el Parador de algunos de los edificios más bellos de Úbeda, como la sacra Capilla del Salvador, el palacio del Marqués de Mancera y el palacio Vázquez Molina, actual Ayuntamiento.

La riqueza patrimonial de la ciudad se refleja en las murallas, los palacios, las iglesias y los conventos. Inicia una pequeña ruta por la Redonda de Miradores, desde donde Úbeda balconea sobre un mar de olivos; sigue por sus calles serpenteantes, viendo anticuarios, museos, barrios como el de San Millán, la pintoresca calle Valencia donde todavía se pueden ver los artesanos ceramistas trabajando en las tiendas… Y descubre así un lugar único.

Servicios e instalaciones

aire acondicionado
ascensor
bar
caja fuerte
calefacción
cambio de moneda
Canal+
conferencias y reuniones
desayuno
minibar
museo
no animales
restaurante
secador de pelo en habitaciones
tarjeta de crédito
teléfono en habitaciones
TV en habitaciones
wifi
wifi en zonas comunes

Lo que opinan los Amigos

Imagen de 71511356
MIGUEL
26/06/2019
10

Ubeda y Baeza son dos tesoros. Y sin duda el parador de Úbeda es el mejor sitio que uno puede imaginar para disfrutar de ambas. Es un precioso palacio renacentista, como no, con unas habitaciones estupendas, una cocina maravillosa y un equipo sumamente amable y servicial que convierte la estancia en una experiencia inolvidable. Por todo eso, no os podéis perder conocer los saw dos ciudades... empezando por el propio parador.