Paradores de Turismo presenta su primera franquicia

22/09/2015
-
Paradores de Turismo de España, S.A.

Paradores de Turismo presenta su primera franquicia

Se trata de una iniciativa puesta en marcha por Paradores de Turismo con la intención de exportar su modelo de calidad. Una nueva línea de negocio que supondrá mayores ingresos a la Red pública y acelerar su implantación internacional.

El Parador Casa da Ínsua, se ubica en la ciudad portuguesa de Penalva do Castelo, en un edificio solariego de estilo barroco, situado a 25 kilómetros de la ciudad de Viseu, en el centro del país luso. Se trata de un edificio solariego de estilo Barroco, con 35 habitaciones –incluyendo nueve suites-. Un hotel de cinco estrellas cuya historia se remonta al siglo XVIII, cuando fue mandado construir por Luis de Alburquerque de Mello Pereira y Cáceres. Un establecimiento que cumple con todos los estándares de la marca Paradores. Histórico, con valores añadidos, tradicional y a la par perfectamente adaptado a la hostelería moderna, bien ubicado e integrado en su entorno. Es, sin duda, un compendio de la esencia y el tratamiento que Paradores dispensa a todos sus viajeros.

Casa da Ínsua es un Parador experiencial, donde el viajero podrá participar en la vendimia, elaborar quesos de la zona y mermeladas. La oferta de actividades del Parador incluye catas de vinos, rutas para disfrutar y conocer el centro de Portugal, así como las rutas gastronómicas más interesantes como la del queso de Estrella y la  posibilidad de  disfrutar aprendiendo labores de pastoreo.

Otras actividades que se podrán realizar son la observación de aves, talleres de creación y mantenimiento de jardines, sobre la cultura de los frutos rojos para conocer sus características, las exigencias edafoclimáticas, técnicas de producción, cosecha, transformación y comercialización de fresas,  frambuesas, moras y arándanos. Actividades para profundizar sobre la cultura del té: cómo se cultiva, sus exigencias en términos de clima, cosecha y embalaje. Los amantes de las plantas podrán realizar visitas interpretativas por sus jardines para conocer la Flor de Loto, las plantas aromáticas, medicinales y silvestres que allí se cultivan aplicando sus propiedades para uso doméstico.

La personalidad de hotel está presente en la casa solariega. Dentro del Núcleo Museológico se exponen objetos de caza indígena, armas blasonadas o reproducciones topográficas de Ínsua. Todo ello, con el visto bueno del Museu Nacional de Arte Antigua y Visabeira Turismo –Grupo que gestiona el Hotel Casa da Ínsua-.

Fiel al hacer de Paradores, Casa da Ínsua permite al huésped un acceso privilegiado a los elementos más representativos de los paisajes tropicales de los últimos tres siglos, a través de una gran variedad de especies animales y vegetales perfectamente datadas e ilustradas, como los más de 32 tipos de camelias que existen en sus jardines.

La historia y cultura de Casa da Ínsua convive con los usos que posteriormente adquirió y que nada tienen que ver con su origen. El viajero alojado tiene acceso a una antigua herrería, donde se ha recuperado toda la maquinaria e instrumentos utilizados en tales menesteres.

Sala de lectura, juegos, una piscina exterior, gimnasio, una capilla, una bodega para catar los vinos y un espacio para disfrutar de los productos regionales elaborados con recetas seculares –queso Serra da Estrella, vino Dão Casa da Ínsua o pastel de manzana Bravo de Esmolfe-, son alguna de los atractivos que ofrece este nuevo parador

Placer, familia, negocios en un cinco estrellas. Ésta es la carta de presentación de la primera franquicia de Paradores. Una iniciativa puesta en marcha por la red hotelera nacional con la intención de exportar su exitoso modelo de calidad sin perder su esencia, que comenzó en 1928 y ha llegado  hasta la actual red de Paradores.