Parador de Gredos

Entre aguas cristalinas, agrestes rocas y verdes pinares de la Sierra de Gredos, se atrincheran desde 1928 los regios muros de piedra del Parador de Gredos, el primero de los hoteles de la red de Paradores. En su interior, la decoración rústica hace que sea un lugar acogedor y señorial a la vez. Allí, en el Alto del Risquillo, el majestuoso edificio regala bellas panorámicas del Valle de Tormes, la Sierra de Piedrahita y Béjar, y el macizo de Gredos. El hotel es punto de partida perfecto para excursiones a lugares únicos como Puerto del Pico, donde encontrarás una de las calzadas romanas mejor conservadas de España, y lugar ideal para el descanso y el disfrute de la gastronomía de la zona, famosa por las sabrosas judías del Barco y el chuletón de ternera.

En los alrededores podrás recorrer sendas de montaña como la que te llevará hasta el Circo de Gredos, desde donde se contempla el elevado Pico Almanzor y la Laguna Grande de Gredos. Igual de bello es el paraje que forma el circo glaciar de las Cinco Lagunas. A poco más de media hora en coche se ubica Arenas de San Pedro, un bonito pueblo conocido por su patrimonio y por las Cuevas de Águila, una de las maravillas del Valle del Tiétar.

Lo que opinan los Amigos

Imagen de 13186218
MIGUEL A
20/02/2017
10

Otra vez más visitamos el Parador de Gredos, igual de magnífico que siempre. Sobre todo que bien ha quedado la sala de juego del sótano, tanto para pequeños como mayores. Luego, para redondear el fin de semana la nevada de la noche del sábado dejó un paisaje espectacular.
Mejor imposible.