Parador de Jávea

Vacaciones a orillas del Mediterráneo, en la hermosa ciudad de Jávea, al norte de la Costa Blanca, practicando deportes náuticos, rodeado por la belleza de verdes jardines, y atracando tu barco en el pequeño muelle frente al césped que rodea la piscina... No es un sueño, son las posibilidades que te ofrece el Parador de Jávea. El interior del hotel es muy confortable y agradable, ideal para descansar dejando volar la imaginación desde los balcones hacia el infinito mar. En la terraza del restaurante, que tiene impresionantes vistas sobre el Mediterráneo, podrás degustar deliciosos arroces, pescados y fideuás... ¿Te gusta la idea?

Jávea mantiene el equilibrio entre las huellas de las civilizaciones que la eligieron como asentamiento y la modernidad de un destino turístico. En el casco antiguo recorrerás calles empedradas con casitas encaladas de puertas, ventanas y balcones de piedra. En el litoral disfrutarás de playas, calas y hermosos miradores sobre el horizonte.

A dos kilómetros del núcleo histórico se encuentran las Aduanas del Mar, distrito marinero al que sigue todo el litoral de playa del municipio. Después de recorrer la parte urbana, en el Parque Natural del Montgó podrás disfrutar de uno de los mejores parajes de la zona y de múltiples y atractivas excursiones.

Si eres amante de las actividades subacuáticas la Reserva Natural Marina del Cabo de San Antonio resultará todo un descubrimiento para ti. La oferta náutico-deportiva aquí es excelente: la localidad cuenta con un puerto y un club náutico con cerca de 500 amarres, escuelas de vela ligera y windsurf, alquiler de cruceros y centros de buceo.

Y si este parador se parece al paraíso que soñabas, ¿te lo vas a perder?

Lo que opinan los Amigos

Imagen de 72481617
72481617
07/04/2015
10

Un parador en un enclave maravilloso, con un jardin cuidadisimo. Unas habitaciones amplias,luminosas con unas vistas maravillosas. Buena carta de restaurante. Instalaciones limpisimas y atencion personalizada, Relajacion al lado del mar. Parking comodisimo en frente del parador. En una palabra: magnifico.