Parador de Salamanca

Si no conoces Salamanca, sabemos que te sorprenderá; si ya has estado, seguro que aún guarda para ti tesoros por descubrir. En la margen izquierda del río Tormes, a su paso por esta preciosa ciudad, sobre un montículo que mira de frente al casco monumental, te espera el Parador de Salamanca. Sus ventanales y cristaleras se convierten en un mirador excepcional al casco histórico, y en su interior encontrarás elegancia, confort y amplitud. Las vistas panorámicas sobre la capital que ofrecen los salones, la piscina y la mayor parte de las habitaciones son las mejores de toda la ciudad.

Salamanca, ciudad Patrimonio de la Humanidad, universitaria y alegre, está llena de rincones y edificios históricos. Estudiantes y salmantinos otorgan a la capital un ambiente fresco, joven y muy acogedor. La ciudad está siempre dispuesta a entregar la riqueza de su patrimonio, su cultura y su gastronomía. La luz del sol tiñe de dorado las preciosas fachadas de piedra, y los atardeceres aquí se vuelven únicos.

Pasear por la Plaza Mayor, una de las más bellas de España, y entrar en inolvidables locales donde disfrutar tomando algo; visitar la Casa de las Conchas, famosa por su fachada decorada con cientos de conchas; entrar en las catedrales y subir a sus terrazas exteriores para pasear entre gárgolas y campanas; y buscar la rana en la fachada del histórico edificio de la Universidad, la más antigua de España, son momentos que no olvidarás porque cada lugar aquí rebosa una belleza difícil de imaginar.

Y, por supuesto, no debes marcharte sin sentir la magia del Huerto de Calixto y Melibea, o la Casa Lis, palacete modernista de vidrieras de colores, uno de tantos tesoros que esperan tu visita a esta ciudad.

Lo que opinan los Amigos

Imagen de ARTURO
ARTURO
03/04/2014
10

Estuve hace un tiempo este parador y todo fue perfecto. Tanto la habitación, el desayuno y la atención recibida por parte del personal.