Parador de Santillana Gil Blas

El hotel se instala en la bella casona de los Barreda-Bracho, en la plaza de Santillana del Mar, villa declarada Monumento Nacional con orígenes en el año VIII. El portón se abrirá para que descubras habitaciones confortables y estancias diáfanas y acogedoras, con suelo de madera y cuidada decoración tradicional y elegante.

El centro histórico de Santillana del Mar tiene la particularidad de que tan sólo puede visitarse a pie, no verás coches, lo que hace que el recorrido sea muy especial. Entre los edificios que podrás ver en este Casco histórico que conserva desde hace cientos de años su originalidad, está la Casa del Águila y la Casa de la Plaza, la estatua del Homenaje al hombre de Altamira, o el fabuloso edificio del Ayuntamiento.

Al pasear por la Plaza Mayor de Ramón Pelayo, y por las calles que parten de ella, descubrirás el encanto de este pueblo cántabro, en sus adoquines, en sus monumentos, y hasta en las casas construidas hace siglos con preciosas flores colgando de sus balcones. A tan solo 2 kilómetros del pueblo está el zoológico de Santillana del Mar, una visita imprescindible sobre todo si tienes niños. Y a poco más de 15 kilómetros encontrarás el precioso pueblo de Comillas, ya bañado por el Cantábrico.

Lo que opinan los Amigos

Imagen de PATRICK
PATRICK
25/03/2014
9

Auténtico! Un verdadero viaje en la historia. Todo esta muy bien en esta casona.