Hostal de los Reyes Católicos-Parador de Santiago de Compostela

 

Parador de Santiago de Compostela

La devoción que despertaba el Camino de Santiago llegó a los oídos de los Reyes Católicos, que deciden emprender regia peregrinación en 1488. Cuando llegaron, comprobaron que el antiguo hospital de peregrinos no ofrecía las condiciones favorables para una labor tan encomiable. Había tantos que se hacinaban miserablemente a las puertas de la catedral y en el propio templo. Por tanto, los reyes deciden emprender la construcción de un nuevo hospital.

Desde sus comienzos la obra resultó colosal. La realización del proyecto correría a cargo de Don Enrique Egas, el arquitecto más cotizado del momento. Los monarcas se involucraron en cada detalle. Se trataba de una construcción redentora. Diez años llevó el proceso de edificación. Los mejores artistas y artesanos desplegaron todas sus virtudes en una obra extraordinaria.

El trabajo de las fuentes, gárgolas, artesonados, tallas y patios fue loable. El hospital se abrió en 1509. Todo estaba pensado para acoger al peregrino en su encomienda a la salvación. Había jardines con plantas medicinales, botica y galenos que ayudaban a los enfermos. El lugar era el reposo soñado tras las largas marchas de dolor y sacrificio.

Puede sentirse lo que sería para un peregrino atravesar la portada plateresca. Las piedras transpiraban espiritualidad. Se esculpió la figura de los benefactores, los Reyes Católicos, artífices de esta mini ciudad creada para el descanso del peregrino atormentado. Desde entonces hasta hoy han transcurridocinco siglos. Centurias que le convierten en el hotel más antiguo del país.

La transformación definitiva en Parador Nacional fue en 1954, en pleno año Xacobeo, alcanzando en un tiempo record la condición de hotel de lujo. Su interior mantiene ese respeto por el detalle, por el cuidado minucioso, por cada surco de cincel en la piedra. Los salones, dependencias y estancias útiles se llenaron de detalles, el arte ocupó una dimensión dominante, abandonando el aspecto demacrado y paupérrimo de la institución hospitalaria. Las habitaciones adquirieron una prestancia lujosa, siempre en concordancia con la robustez del edificio.

Parador de Santiago de Compostela

Este año 2014 se cumple el 60 aniversario como Parador Nacional. Fecha que quiere conmemorarse con una cuidadosa renovación del hotel que contempla importantes reformas, una nueva redecoración de las habitaciones y una exposición de fotos del edificio. También se están agrupando en colecciones las más de 1.000 piezas pictóricas que se crearon para la inauguración de 1954. Son obras, entre otros, de César Manrique, Martínez Novillo, Redondela, Luis Feito, incluido un enorme mural de Clavo que presidirá una de las paredes del restaurante Enxebre. Como gran novedad para este aniversario se abrirá por primera vez al público el jardín oeste, aledaño al restaurante Dos Reis.

Reservar en el Parador de Santiago de Compostela

Parador de Santiago de Compostela